Dos chicos resultaron heridos al caer el techo de un aula
Derrumbe en una escuela de Pilar
Los chicos son de primer grado y están fuera de peligro. Hubo un abrazo para reclamar escuelas seguras en la provincia.
La mampostería desprendida impactó en la cabeza de un chico y en un pie del otro.La mampostería desprendida impactó en la cabeza de un chico y en un pie del otro.La mampostería desprendida impactó en la cabeza de un chico y en un pie del otro.La mampostería desprendida impactó en la cabeza de un chico y en un pie del otro.La mampostería desprendida impactó en la cabeza de un chico y en un pie del otro.
La mampostería desprendida impactó en la cabeza de un chico y en un pie del otro. 

Dos alumnos de una escuela primaria de Pilar resultaron heridos cuando parte del techo del aula de primer grado se cayó e impactó sobre la cabeza de un nene y sobre el pie de otro. El hecho, que podría haber terminado en una tragedia de no ser por el rápido accionar de la maestra que sintió el crujir de las paredes y se apuró a socorrer a los niños, vuelve a poner de manifiesto el estado de abandono de los establecimientos escolares bonaerenses. “¿Qué tenemos que esperar? ¿Tenemos que lamentar nuevamente la pérdida de un chico, de un docente, de un auxiliar?”, expresó Roberto Baradel, titular de Suteba, al cuestionar la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal que ya carga en su historial con las muertes de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, quienes el pasado 2 de agosto perdieron su vida durante la explosión de la primaria 49 de Moreno. Ayer, en reclamo por escuelas seguras, se realizó un abrazo al establecimiento educativo de Pilar y el Frente de Unidad Docente llevó adelante un paro “para denunciar que esta situación es responsabilidad del recorte de los gobiernos provincial y municipal”. 

El 25 de febrero, en una conferencia, el intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, y el presidente del Consejo Escolar, Pablo Donoso, habían asegurado que todas las escuelas estaban en condiciones de iniciar las clases. Sin embargo, lo que ocurrió este jueves en la EP 25 del barrio Los Cachorros, en Del Viso, demuestra que las escuelas bonaerenses están lejos de ser establecimientos seguros.

Este jueves, alrededor de las 14, Francisco y Valentín, de 6 y 7 años, estaban junto al resto de sus compañeros dentro del salón cuando Samanta, la maestra, escuchó un fuerte ruido que venía de las paredes. Al ver que parte de la mampostería de una viga del techo se rajaba, se apuró a separar a los niños de la zona de peligro, por lo que los destrozos solo alcanzaron a dos de ellos: Valentín, que recibió un golpe en el pie, y Francisco, quien sufrió un corte en el cuero cabelludo. Ambos fueron trasladados al Hospital Federico Falcón, donde Francisco quedó en observación. 

“Si la docente no hubiese actuado con celeridad, en este momento estaríamos ante una nueva tragedia”, dijo a PáginaI12 Liliana Montiel, secretaria general de Suteba Pilar. “Ella terminó descompensada, con una crisis nerviosa. Ahora le duele todo, supongo que al asistir a los chicos algo le debe haber caído”, agregó.

Luego del derrumbe, las autoridades de la escuela decidieron suspender las clases, hasta tanto no se hagan las reparaciones necesarias que garanticen la seguridad del establecimiento. “La comunidad estaba muy consternada. Hay que pensar que son nenes de primer año, que vienen del nivel inicial y tuvieron que vivir una situación muy traumática”, lamentó Montiel. 

El tesorero y titular de la comisión de Infraestructura del Consejo Escolar, Pablo Guzmán, aseguró que se acercará un “ingeniero estructuralista” de la Dirección de Infraestructura bonaerense que deberá analizar el “comportamiento del resto del edificio, porque una inspección ocular no puede detectar eso”. Según explicó Guzmán al portal Pilar a Diario, la “mampostería” que cayó “es una especie de falsa viga que se construyó como terminación de la unión de la bóveda y el techo” y hay otras tres escuelas que tienen la misma construcción que también deberán ser revisadas.

“Hay que ver las fotos. El tesorero dijo que solo era mampostería lo que cayó, pero es mampostería con ladrillo: cayó parte de una viga que podría haber provocado heridas muy graves”, subrayó Montiel.

La EP 25 tiene, entre otros problemas de infraestructura, rajaduras y  filtraciones. “Lo grave de esto es que la situación de la primaria 25 estaba detallada en un acta acuerdo firmada a fines de 2017 por Sánchez Zinny y las autoridades del distrito. Ahí se especificaron los problemas que tienen las escuelas y las obras que se iban a realizar para solucionarlos”, denunció Montiel. “Cuando hace poco hicimos un relevamiento, vimos que de las 15 obras que se había comprometido a hacer Provincia solo hizo 7, mientras que de las 19 obras que se había comprometido a realizar el Municipio solo hizo 3”, agregó Montiel, quien responsabilizó a la gobernadora y a las autoridades del distrito por ser “culpables del ajuste y de que las partidas presupuestarias que deberían llegar a las escuelas públicas para su refacción nunca lleguen”. 

Ayer, en una conferencia de prensa convocada por el sindicato, Baradel recordó las muertes de Sandra y de Rubén y aseguró que “la situación en las escuelas de la provincia de Buenos Aires no da para más”. El titular de Suteba subrayó, además, que en muchos establecimientos no comenzaron las clases por problemas de infraestructura: “Las escuelas deben ser lugares seguros, no pueden obligar a chicos y docentes a asistir en malas condiciones”, insistió.

Informe: Azul Tejada.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ