Otra denuncia contra Sergio Varisco, el jefe comunal de Cambiemos en Paraná
El intendente acusado de narco, colgado de la luz
Durante 19 meses no pagó el servicio. Una cuadrilla descubrió que la casa no tenía medidor. La empresa de electricidad lo demandó judicialmente.
En la casa de la calle Echagüe 842, Varisco vive con la concejala Claudia Acevedo, ambos de Cambiemos.En la casa de la calle Echagüe 842, Varisco vive con la concejala Claudia Acevedo, ambos de Cambiemos.En la casa de la calle Echagüe 842, Varisco vive con la concejala Claudia Acevedo, ambos de Cambiemos.En la casa de la calle Echagüe 842, Varisco vive con la concejala Claudia Acevedo, ambos de Cambiemos.En la casa de la calle Echagüe 842, Varisco vive con la concejala Claudia Acevedo, ambos de Cambiemos.
En la casa de la calle Echagüe 842, Varisco vive con la concejala Claudia Acevedo, ambos de Cambiemos. 

Para corroborar que es un funcionario a prueba de expedientes o, en este caso, para tratar de igualarse a los que no pueden pagar las altas tarifas, el intendente de Paraná, Sergio Varisco, fue denunciado porque la casa en la que vive estaba conectada ilegalmente a la red eléctrica. La imputación, en el fuero penal como las que ya tiene por narcotráfico y por intento de defraudación, fue presentada por la Empresa de Energía de Entre Ríos (Enersa). La compañía trata ahora de establecer cuál fue el consumo de energía que se registró en la vivienda durante un período de 19 meses en los cuales el usuario Varisco tendría que haber abonado al menos nueve facturas bimestrales. En la casa de la calle Echagüe 842, Varisco vive con la concejal Claudia Acevedo, ambos enrolados en Cambiemos.

En declaraciones a la prensa local, Acevedo dijo que recién se enteró de la situación, y de la deuda, el miércoles 13 de marzo, cuando llegó a la vivienda una cuadrilla de Enersa, acompañada por policías de la comisaría segunda de Paraná, para notificarlos que estaban en infracción porque en el domicilio no había medidor alguno. La empresa confirmó que estaban “colgados” de la red eléctrica, un delito penado por la ley, algo que de ninguna manera podían ignorar un intendente en ejercicio –a pesar de las causas en su contra–, y una integrante del Concejo Deliberante local. 

Como no estaban ni Varisco ni Acevedo, el mal trago lo tuvo que pasar la empleada de la pareja, quien recibió la notificación de la denuncia penal, que lleva la firma del abogado de Enersa, Javier Francisco Toyé. Se supo que la mujer les pidió “por favor” que no le cortaran la luz a sus empleadores, pero no tuvo ningún éxito en su gestión.

Cuando se hizo pública la noticia sobre el nuevo escándalo de Varisco, la concejal Claudia Acevedo dijo que ella, y no el intendente, era quien alquilaba el inmueble, transfiriéndose a sí misma la responsabilidad, aunque también negó en forma terminante que en la casa hubiera una conexión ilegal, dato que figura en forma expresa en la denuncia penal de Enersa. Para Acevedo, todo se trata de “una operación de prensa” enmarcada en la campaña electoral de este año para la elección de intendente, en la que Varisco sigue todavía como candidato para la reelección.

La revista Análisis de Paraná, en su versión digital, citó documentación que certificaría que Acevedo no dijo la verdad en ningún momento. Según la edil, ella es la que vive en la casa de Echagüe 842, mientras que Varisco viviría en otra vivienda de la calle Pellegrini. No obstante, el medio periodístico precisó que en el contrato de alquiler de Echagüe, el titular es Varisco y la concejal firma como garante. En suma, los dos viven en la casa que tenía una conexión ilegal y ahora, por su condición de intendente y concejal, ambos tendrán que realizar una inspirada explicación sobre por qué ninguno se dio cuenta que durante diecinueve meses no pagaron factura alguna de luz. 

En el contrato se señala que con la presentación del documento estaban habilitados a gestionar “las tramitaciones para los servicios de luz, gas y todo otro que pudiera corresponder”, algo que olvidaron hacer, al menos en lo que respecta a la conexión eléctrica. 

En la presentación judicial que hizo la firma Enersa se dejó constancia que al no existir medidor en la casa, no se emitió ninguna factura en los 19 meses de vigencia del contrato de alquiler. Al mismo tiempo, la empresa no recibió en ningún momento pedido alguno de la pareja para legalizar su situación como usuarios del servicio. Al comienzo, la denuncia de Enersa se hizo contra “autores desconocidos”, lo que indica lo irregular de la actuación de dos miembros del poder político de Paraná. La empleada fue la que reveló que el habitante era el intendente.

Durante unos días, después del corte de luz, la pareja se mudó a otro lugar y retornaron este fin de semana, luego de que le instalaran el ausente medidor. Para confirmar la negada residencia de Varisco en el lugar, el medidor ahora está a su nombre. Sólo falta que la empresa calcule, sobre la base de lo que marque ahora el medidor, una estimación sobre el gasto impago durante más de un año y medio, con los intereses correspondientes.

En abril de 2018, Varisco dijo en una entrevista televisiva que “todos los municipios entrerrianos tenemos dos tasas en la boleta de luz”, situación que producía “una recarga provincial muy fuerte en la boleta de energía y a nadie le gusta el aumento de tarifas pero salir de una Argentina en crisis, en la que íbamos a lo que lamentablemente hoy es Venezuela, tiene sus costos”. Ahora se demostró que el costo, para él, era inexistente. Varisco sigue en funciones, aunque está procesado en una causa en la que está imputado por financiar a una banda de narcotraficantes y desde el 14 de mayo estará como acusado en un juicio oral por intento de defraudación.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ