El caso del hombre violento asesinado de 185 puñaladas
La hija, liberada; la madre, aún no
La joven de 18 años había ayudado a su madre a matar al padre. El hombre había sido denunciado por violencia de género.
La joven contó que el hombre golpeaba a su madre.La joven contó que el hombre golpeaba a su madre.La joven contó que el hombre golpeaba a su madre.La joven contó que el hombre golpeaba a su madre.La joven contó que el hombre golpeaba a su madre.
La joven contó que el hombre golpeaba a su madre. 

La joven de 18 años detenida por ayudar a su madre a matar a su padre de 185 puñaladas en la localidad bonaerense de José C. Paz fue liberada después de que la fiscalía desistiera de apelar la decisión del juez de Garantías. Las dos mujeres eran víctimas de violencia sexual, física y económica desde hace años. En su declaración, la joven contó que el hombre golpeaba a su madre y la obligaba a prostituirse. La Cámara deberá decidir la excarcelación de la madre la semana que viene. 

La medida benefició a Paula Naiaretti, quien fue excarcelada desde la alcaidía departamental de La Plata, donde permanecía detenida junto a su madre, Paola Córdoba, por el crimen de Alberto Naiaretti. 

La joven fue recibida a la salida de la alcaidía por una de sus tías, quien contó que la chica estaba “contenta pero a la vez triste porque la mamá quedó detenida”. “Mili tiene todo nuestro apoyo, pero vamos a seguir adelante por mi hermana porque ella es una víctima”, contó María, apenas se enteró de que su sobrina iba a ser liberada.

Mientras tanto, la madre continuará detenida ya que la fiscal de la causa, Silvia González Bazzani, consideró que el contexto de violencia de género que padecían madre e hija no “justifica” el crimen y puso en duda las situaciones denunciadas por ambas. González Bazzani sostuvo que existía “peligro de fuga” motivo que usó para rechazar las excarcelaciones.

La semana que viene la Cámara de Apelaciones de San Martín deberá resolver acerca de la excarcelación de la madre, ordenada el viernes pasado por el juez de Garantías 4, Alberto Brizuela, pero que fue frenada por la apelación de la fiscalía.

El defensor oficial de las mujeres había solicitado la excarcelación por considerar que el ataque se dio en el marco de una “situación de violencia de género histórica” y que Paola sufría “violencia económica, física, tortura” y era obligada a ejercer la prostitución en la ruta 8 mientras su marido la espiaba detrás de unos arbustos.

La joven también contó cómo fue el calvario de violencia física y verbal que vivieron por parte de su padre en los últimos años tanto ella, que tuvo intentos de suicidio, como algunos de sus hermanos y principalmente su madre.

La chica aseguró que su padre “lastimó mucho” a su mamá en un episodio en el que la llevó al lavadero de autos que tenía en su casa, donde trabajaba, y la atacó con un chorro a presión con una máquina hidrolavadora. Milagros mencionó que en la última Navidad su papá le dio 1500 pesos a su madre para comprar regalos para los chicos y cuando volvió le “pegó una piña en la cabeza porque no le sobró nada”. También relató agresiones con cinto y con baldes de agua fría en pleno invierno, entre otras, las cuales la llevaron a querer suicidarse.

Naiaretti fue hallado asesinado el 9 de marzo último en su casa de 18 de Octubre 889 de José C. Paz, y la esposa y la hija fueron detenidas por el crimen y confesaron ante la justicia haberlo asesinado porque hace años eran víctimas de violencia de género.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ