Agentes detenidos por robos, abuso de armas y apremios
Los ladrones eran los policías
Armas de fuego de distintos calibres.Armas de fuego de distintos calibres.Armas de fuego de distintos calibres.Armas de fuego de distintos calibres.Armas de fuego de distintos calibres.
Armas de fuego de distintos calibres. 

 

Desde Santa Fe

Entre 22 y 24 agentes de la policía fueron detenidos en las últimas horas por orden de la Fiscalía de Delitos Complejos que investiga una red de corrupción policial y los acusa por supuestos "robos y robos calificados, abuso de armas, allanamientos ilegales, torturas y apremios ilegales y falsedad ideológica", entre otros cargos. La sospecha más inquietante de la pesquisa es la venta o el alquiler de armas. El secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, David Raniero, confirmó que son 22 los presos, pero su segundo en el área Ricardo Giusepponi dijo que eran 24, "en su mayoría siguen detenidos y otros en estado de libertad, pero bajo proceso", aclaró. ¿Un golpe? "Seguro. Un golpe importante y una señal a la sociedad para demostrarle que separamos la paja del trigo", ponderó Giusepponi. "El que delinque con uniforme se va", sentenció Raniero

Los policías cayeron en más de diez operativos que se realizaron el lunes a cargo de efectivos de la Gendarmería, Asuntos Internos y la Policía Judicial. Varios de ellos se concretaron en dependencias policiales, el más espectacular en una base del Comando Radioeléctrico en avenida Blas Parera al 6.200. Y los otros en domicilios de los imputados en barrios de la zona norte, en El Pozo y en las ciudades de Recreo y San José del Rincón.

Ayer, fuentes oficiales dejaron trascender el resultado de las resquisas: trece armas de fuego, entre ellas seis pistolas 9 mm., cuatro revólveres (tres de 32 mm. y uno de 38mm.), un pistolón, una escopeta y una tumbera. Un chaleco antibalas, una mira telescópica, cuatro cuchillos y 20 cargadores. Un millar de municiones, lo más llamativo son 64 vainas servidas de distinto calibre. Más, un CPU de escritorio, tres notebook y una tablet, siete chips de telefonía celular, cuatro pendrives, 31 celulares, cuatro cámaras de fotos, una agenda con anotaciones y seis tarjetas de memoria. Y lo último: 25,5 gramos de marihuana y 0,5 gramos de cocaína.

Raniero informó del operativo en Buenos Aires a los medios porteños, mientras que Giusepponi hizo lo mismo en Santa Fe. "Estamos depurando a los delincuentes con uniforme. El que delinque con uniforme se va de la Policía", dijo el secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad. La detención de más de 20 policías "es un tema de gravedad, pero esto demuestra que en Santa Fe se investiga. Un gobierno que es un ejemplo, con tinte  netamente progresista, pero que también se avoca al control policial", agregó.

 

 

 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ