Textuales

* “(Los que viajamos a Los Angeles para hacer el unplugged) éramos como una comitiva de veinte o treinta personas entre músicos, técnicos, amigos, etc. En el aeropuerto fueron pasando todos sin problemas por migraciones y a mí me empezaron a hacer preguntas. Yo no entiendo nada en inglés y parece que no daba (con) el perfil de turista gringo. Qué se yo. El tema es que, mientras todos estaban esperando que me dejaran pasar, Luis dijo: ‘Si a la Vieja no la dejan pasar, nos volvemos todos en el próximo avión’. Y todos sabían que iba a cumplir con su palabra. Al final me tuvieron un rato más, y me dejaron pasar”. (Aníbal “La Vieja” Barrios)

* “Había pasado que el Carpo se había delirado y le había pegado al hijo de Dylan (Martí), una locura. Justo estábamos yendo al festival de La Falda y en el Aeroparque estaba Pappo. Lo que recuerdo es que nosotros, la banda, estábamos en el check in viéndolo a Luis, que lo había ido a encarar a Pappo. A lo lejos, veíamos a Luis que lo tenía agarrado del cierre de la campera. Se lo subía y se lo bajaba. Me imagino que le estaría bajando línea con todo. Pero era como una situación cómica porque Luis le estaba poniendo los puntos a Pappo, y la representación de eso era la subida y la bajada del cierre de su campera. Quizá fue un acto de justicia lo de Luis, lo que había hecho Pappo había sido una vergüenza, al día de hoy no lo puedo creer”. (Eduardo García Reinoso)

* “Las pruebas de sonido y los ensayos en Los Angeles eran más que interesantes porque estaba la orquesta y en un estudio vecino estaban los Ratones Paranoicos junto a Pappo. Uno de esos días, Pappo ingresó al estudio donde estaba Luis y empezaron a tocar... Se armó una zapada bárbara”. (Doc Rawsi)

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ