Estaban desaparecidos desde el martes
Dan por muertos a tres alpinistas perdidos en un alud en Canadá

Tras dos días desaparecidos, tres alpinistas que se encontraban escalando en una ruta peligrosa de las Montañas Rocosas de Canadá cuando un alud arrasó con ellos son, anunciaron las autoridades, considerados muertos. Los escaladores, expertos en caminos difíciles y que formaban parte del equipo de atletas de The North Face, “están perdidos, los equipos locales de búsqueda y rescate asumieron lo peor”, informaron los voceros del Parque Nacional Banff, donde estaban los deportistas, y la firma que los patrocina. Los austríacos David Lama, Hansjörg Auer y el estadounidense Jess Roskelly se encontraban escalando la cara este de Howse Peak, una montaña de 3395 metros de altura conocida por su peligrosidad. “En base a la valoración de la situación, se presume que los tres miembros del grupo han muerto”, indicaron las autoridades de Parks Canada en un comunicado en el que indicaron que el organismo “extiende sus más sinceras condolencias a las familias, amigos y seres queridos de los tres montañeros”.

Lama, de 35 años, Auer, de 28, y Roskelly, de 35, debían contactarse con sus familias y las autoridades del parque el martes pasado, pero llegado el miércoles no se habían comunicado, por lo que el personal de Howse Peak sobrevoló el área por la que estaban escalando y halló indicios "de múltiple avalanchas y restos de equipo de escalada”.

Hasta ahora, los equipos de rescate no pueden recuperar los retos "debido a nuevas avalanchas y las peligrosas condiciones en la zona", porque los vientos son fuertes y las precipitaciones incrementan el riesgo de más avalanchas.

La búsqueda de los montañistas comenzó luego de que el padre de uno de ellos, el ex montañista John Roskelley, avisara a las autoridades que su hijo no se había comunicado el martes, como había avisado que haría. Por eso, las autoridades canadienses dispusieron que un helicóptero sobrevolara la zona, lo que permitió descubrir los indicios de la avalancha. Roskelley declaró a la prensa canadiense que su hijo y sus compañeros "están muertos. No están desaparecidos".

La ruta que los tres montañistas utilizaron para atacar Howse Peak no fue abierta hasta 1999 por su dificultad.

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ