Ratificó la candidatura de Macri, descartó adelantar las elecciones y hacer cambios en el gabinete
Marcos Peña y un intento de frenar la crisis política
El jefe de Gabinete salió anoche a contrarrestar la ola de rumores desatada por la disparada del dólar y el Riesgo País.

Para cerrar un día de alta inestabilidad económica, el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, buscó anoche apaciguar los coletazos de la disparada del dólar en el terreno político. En ese contexto, Peña trató de desactivar los reclamos para que el presidente Mauricio Macri desista de su postulación, la posibilidad de cambios en el equipo de gobierno y el adelantamiento de las elecciones. "Macri va a ser el candidato y va a ganar, vamos a ganar la elección de octubre o en noviembre (...), los argentinos no quieren volver atrás", enfatizó en un programa de la señal de noticias TN, del Grupo Clarín. Algo similar había dicho el propio Presidente ayer por la tarde, cuando la cotización de la divisa estadounidense había retrocedido un poco respecto del pico de 47 pesos.

Pese a haber perdido poder y bajado su nivel de exposición pública con la reestructuración del gabinete el año pasado, Peña continuó siendo una de las figuras más influyentes del gobierno y más aún en el armado de la estrategia electoral: "Macri es el candidato, absolutamente; es la mejor forma de ganar y que continúen estas tareas que está haciendo. El presidente. Macri es el líder natural de este espacio", insistió. La afirmación tenía destinatarios aquellos que tanto dentro como fuera de Cambiemos vienen reclamando por la activación del "Plan V", en referencia a la postulación de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. "El 25 de abril de 2015 había menos posibilidad de ganar que el 25 de abril de 2019", buscó desdramatizar.

"Quiero darle tranquilidad a la gente que priorizamos hacer el equipo más competitivo; la confianza entre Horacio Rodríguez Larreta (jefe de Gobierno porteño), María Eugenia y Mauricio, permite que siempre se puede conversar todo", sostuvo Peña.

Otra de las versiones que debió desmentir el jefe de Gabinete fue la posibilidad de adelantar las elecciones, previstas para el 11 de agosto (primarias), 27 de octubre (generales) y 24 de noviembre (ballotage): "Absolutamente descartado; tenemos un gobierno y un Presidente que tienen claro lo firme que tienen que tener el timón, y no hay que tenerle miedo a que podemos romper esos ciclos de frustración que hemos vivido en Argentina".

Además de la cuestión electoral, el jefe de Gabinete también tuvo que salir a refutar una nueva modificación en la composición de los ministerios: "No se pensó en cambios de gabinete porque estamos contentos con este equipo". El funcionario admitió que "Argentina tiene una economía vulnerable, como país no lo hemos resuelto, pero estamos encaminados a resolverlo; en un año electoral se genera una mayor incertidumbre", pero se debe resolver "donde van a ir los argentinos, si quieren una modificación, una reforma, un cambio o políticas populistas".

Acerca de las encuestas que dan como posible ganadora a la ex presidenta Cristina Fernández, Peña dijo que "hay que entender que la encuesta no es un pronóstico, solo es un indicador para saber donde está parada la sociedad". "Es poco serio hablar de ballotage y tomar decisiones en ese marco; en la elección, por definición, hay mucha indecisión hasta el final, y hay un sector relevante que tiene preferencia por Cristina Kirchner, pero la mayoría quiere mirar hacia adelante", sostuvo.

Ante una nueva consulta sobre si Cristina Fernández ganara en las PASO, evitó responder: "no creo que haya que hacer futurología; tenemos que administrar un tiempo de mucha volatilidad y no se está discutiendo entre dos candidatos que tienen un piso en común; vamos a convocar a quienes quieren democracia transparente y honesta, que hace obras". "Los argentinos tendrán que decidir que se va a romper un círculo vicioso", insistió.

Consultado por la gestión de Cambiemos, Peña ensayó una defensa: "La transformación que estamos haciendo es por primera vez profunda y estructural; si uno mira desde la coyuntura vemos que no estamos con los resultados que queremos, pero hemos llegado al equilibrio fiscal, hemos saneado el Banco Central y las cuentas públicas de las provincias y logramos un inédito apoyo internacional", detalló. "Estoy conforme con un gobierno que se animó como pocos en nuestra historia a hacer todas las transformaciones profundas", abundó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ