Un Bonaerense mató a su pareja, también uniformada
El femicidio de una policía

Una oficial de policía bonaerense, de 24 años, fue asesinada de un tiro en el rostro frente a su hija de 8 años en una casa de Claypole y por el homicidio fue detenida su pareja, también miembro de esa fuerza.

El acusado, de 30 años, se negó a declarar tras el hecho y quedó detenido en una dependencia policial de La Plata, bajo el cargo de “homicidio agravado por el vínculo”.

El hecho se conoció ayer pero ocurrió el miércoles pasado. La víctima, Melisa Navarro, se desempeñaba en el Comando de Patrullas de Almirante Brown. El femicidio ocurrió en la casa donde vivía la oficial con su hija de 8 años, ubicada en Sempere 3770, de Claypole. 

Ese día, Navarro estaba en el comedor de la casa junto a su novio y su hija cuando recibió un tiro en el rostro que le produjo la muerte en el acto, según constataron los médicos que poco después llegaron al lugar. Tras el crimen, una hermana del hombre entró en la casa, momento en que el acusado le dijo que su pareja estaba muerta.

El policía, que se desempeñaba en la DDI de La Matanza, fue desarmado y recostado en una cama por sus familiares, que lo encontraron en estado de shock y temían que intentara matarse.

Al llegar la policía el acusado dijo que el arma se le había disparado al caer al suelo, aunque luego no declaró al respecto en sede judicial, por lo que esos dichos no tienen validez legal.

A pesar de esa versión, los investigadores creen que se trató de un homicidio producido durante una pelea y un forcejeo entre los integrantes de la pareja.

El auditor general de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, ordenó desafectar al acusado de la fuerza mientras afronta la causa penal por homicidio.

El policía no tienen denuncias previas por violencia de género de Navarro ni de ninguna otra mujer.

El caso de Navarro se suma a otros tres que este año tuvieron como víctimas de femicidio a integrantes de la Policía.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ