La banalización de la memoria

El pasado domingo 12 de mayo, con el apoyo institucional de la Municipalidad de Rosario y el gobierno de la Provincia de Santa Fe, se realizó en la ciudad de Rosario el festival "Open House". Dicho festival se presenta en sus propios catálogos, como "un festival anual de arquitectura nacido en Londres, presente hoy en más de 45 ciudades del mundo y que llega a Rosario por segunda vez. Este año, luego del éxito de la edición pasada, volvemos a abrir las puertas para que tengas la posibilidad de seguir conociendo y recorriendo, de forma gratuita, edificios de gran valor arquitectónico que habitualmente están cerrados al público…". Con un aliciente atractivo para participar del "festival": "¿Nunca sentiste curiosidad por conocer la casa de otro?".

Más allá de las apreciaciones que nos puedan merecer el origen inglés del mentado "festival" y su evidente visión eurocéntrica, hemos visto con un profundo desagrado que, entre los inmuebles a visitar y como parte del "festival", se incluyó al ex Servicio de Informaciones de la policía santafesina (SI). En dicho inmueble, situado en la esquina de Dorrego y San Lorenzo, funcionó el principal centro clandestino de detención y exterminio del segundo cuerpo de Ejército durante la última dictadura cívico militar y por el cual pasaron alrededor de tres mil personas. Quienes hemos sufrido en carne propia o en la de nuestras compañeras y compañeros los horrores de la dictadura, valoramos las actividades tendientes a preservar y a dar a conocer los sitios de memoria como el SI, asimismo pensamos que dichas actividades deben ser realizadas en un contexto que no banalice los lugares y mucho menos las historias que contienen.

En ese sentido repudiamos la inclusión del S.I. en el Open House, ya que dicho lugar jamás puede ser considerado "la casa de otro", no es un "lugar de gran valor arquitectónico" y mucho menos está "habitualmente cerrado al público". Con relación a esto último, recordamos que permanentemente se realizan visitas guiadas y organizadas por personal de la propia Secretaría de Derechos Humanos. También consideramos que a dichas visitas o recorridos deben ser convocadas a participar las personas sobrevivientes del SI, a fin de expresar las circunstancias adecuadas, a un recorrido que tiene que ver con la historia de represión llevada adelante por la dictadura a militantes populares.

Solicitamos a las autoridades provinciales que tengan en consideración las recomendaciones que dan las comisiones asesoras que fueran creadas por la ley y el decreto reglamentario que regula el funcionamiento de los sitios de memoria.  

* Sobrevivientes del Servicio de Informaciones, Asociación Civil El Periscopio (ex presos políticos de Coronda) y Asociación HIJOS.

 

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ