Masiva manifestación de repudio
El reclamo de justicia por la masacre de Monte llegó a la Plaza de Mayo

Una masiva movilización convocada por los familiares de víctimas de gatillo fácil y acompañada por organismos de derechos humanos y partidos de izquierda reclamó justicia por los crímenes de los cuatro jóvenes de San Miguel del Monte . "Basta Bullrich, basta de darle mano suelta a los policías, los gendarmes, a estos "servicios de seguridad" que matan todos los días", exigió la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas al cierre del acto, que repudio la política de criminalización fogoneada desde la Casa Rosada.

La marcha partió alrededor de las 17 desde el Congreso y completó el tradicional recorrido hasta Plaza de Mayo, donde se reclamó la condena a los policías implicados en las muertes de Carlos Aníbal Suárez (22); Gonzalo Domínguez (14) y Danilo Sansone (13), y Camila López (13). En la movilización se hicieron presentes también Rosa Bru, madre de Miguel Bru; Sergio Maldonado, hermano de Santiago, y familiares de Rafael Nahuel, además de organizaciones populares como La Poderosa y de derechos humanos como el Ceprodh, Cels y Correpi.

"Le decimos a este Gobierno basta de mentirle al pueblo y, además, humillar a los familiares", reclamó Cortiñas al pie de la Pirámide de Mayo, en referencia a las declaraciones de la ministra Bullrich en NetTv , donde aseguró que el caso de Luciano Arruga fue "una construcción" y lo comparó con los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

"Les tenemos que decir basta de matar al pueblo, basta de seguir matando a los jóvenes. El país tiene que dar una imagen de que no hay impunidad para estos crímenes, tienen que ir a la cárcel todos los que torturan y matan, por eso estos policías tienen que estar presos", reclamó la madre de Plaza de Mayo rodeada de madres, padres y hermanos de víctimas de gatillo fácil.

En paralelo, los amigos y familiares de las víctimas de San Miguel del Monte realizaron una nueva marcha a la plaza central de la localidad bonaerense. Los policías bonaerenses detenidos ya son siete, cuatro de ellos imputados por "homicidio doblemente calificado" y otros cuatro por "encubrimiento y falsedad ideológica de instrumento público", según resolvió la jueza de Garantías de La Plata, Marcela Garmendia.

En tanto, son 12 los policías desafectados de la fuerza que están siendo investigados por la persecución que involucró a tres móviles policiales para ir detrás del Fiat 147 en el que viajaban cuatro adolescentes y un joven de 22 años. Además, la investigación ya dio por probado que uno de los adolescentes fue herido con el uso de un arma reglamentaria, mientras que se encontraron otros cuatro casquillos en la escena, pero aún no se saben de qué armas salieron.

"Se encontraron cuatro casquillos de bala que se corresponden con el arma de otro de los efectivos. Las armas fueron entregadas y todas tenían los cargadores completos, lo que indica un comportamiento claramente disuasorio por parte de los policías", indicó el procurador bonaerense Julio Conte Grand, dando cuenta de cómo los policías intentaron encubrir el hecho.

Precisamente, la última detenida de esta tarde es la oficial Melina Blanco, quien según la hipótesis del fiscal Lisandro Damonde viajaba en una de las patrullas que intentó interceptar el auto en el que viajaban los adolescentes y luego firmó un acta en la que se habrían falseado las circunstancias por las que ocurrieron las muertes.

La única sobreviviente es una joven de 13 años que permanecía internada en grave estado en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela.






Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ