El ultraderechista Salvini se imponía en las elecciones europeas
La Liga, primer partido de Italia
La Liga se perfila como la primera formación de Italia, seguida por el Partido Democrático de centro-izquierda, que resurge.
Votó confiado Matteo Salvini, ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia.Votó confiado Matteo Salvini, ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia.Votó confiado Matteo Salvini, ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia.Votó confiado Matteo Salvini, ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia.Votó confiado Matteo Salvini, ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia.
Votó confiado Matteo Salvini, ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia. 
Imagen: EFE

PáginaI12 en Italia

Desde Roma

Al cierre del voto en Italia y con las primeras proyecciones en base a las encuestas realizadas a la salida de las urnas por la empresa Opinio Italia para la RAI (Radio y televisión Italiana), el partido derechista del ministro del Interior y viceprimer ministro Matteo Salvini, La Liga, se perfilaría por primera vez en la historia, como el primer partido de Italia con resultados que podrían oscilar entre el 27 y el 31% de los votos (en las europeas de 2014 obtuvo el 6,16%). El propio Salvini comentó estos resultados colocando una foto suya en Internet, muy sonriente, con un cartel escrito a mano que dice “Primer partido de Italia. Gracias”. En Europa se perfilaba como segundo partido.

El segundo puesto lo habría conseguido el Partido Democrático (centroizquierda) con el 21-25% (en 2014 fue el primer partido con 40,81% de los votos). Pese a que el PD perdió un número consistente de votos en comparación con las elecciones europeas anteriores, de confirmarse las proyecciones en realidad habría reconquistado la confianza de los votantes porque hasta no hace mucho era considerado el tercer partido del país. “Si estos exit poll se confirman, será la reapertura del crédito hacia el PD de parte de un electorado que estaba sufriendo –declaró Andrea Orlando, vicesecretario del partido–. El PD debe cambiar mucho todavía pero estos resultados son un estímulo”.

El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) en cambio habría sufrido una gran derrota ya que de ser el primer partido luego de las elecciones italianas del año pasado, ahora habría conquistado sólo el tercer puesto con el 18,5-22,5% . Forza Italia, que esperaba poder recuperar los votos perdidos en los últimos años y para eso candidateó de nuevo a Silvio Berlusconi pese a sus 82 años, habría conseguido sólo el 8-12%, mientras el partido de derecha Fratelli D’Italia, que lleva como candidato al bisnieto de Benito Mussolini, Cayo Julio Cesar Mussolini, podría conseguir entre el 5 y el 7% de los votos. 

Unos 51 millones de italianos tenían derecho a votar en estas elecciones europeas para elegir 76 diputados de los 751 miembros del Parlamento Europeo. De los diputados elegidos, sólo 73 podrán asumir sus cargos inmediatamente y los tres restantes lo podrán hacer recién cuando al Reino Unido se retire definitivamente de la Unión Europea.  La afluencia al voto en casi todos los países europeos fue mucho más alta que en las elecciones de 2014, alcanzado esta vez casi el 51% de los electores.  No sucedió lo mismo en Italia donde en 2014 la afluencia había superado el 58% y ahora se habla de un 55%. Los votantes disminuyeron sobre todo en el sur del país. Las urnas se abrieron a las 7 de la mañana y fueron cerradas a las 11 de la noche, mucho más tarde que en otros países europeos. 

En Italia se votó también ayer en elecciones regionales y municipales, en la región del Piemonte (norte) y en varias ciudades, algunas de ellas capitales de regiones importantes como  Florencia (capital de Toscana) y Bari (capital de la Apulia). Las dos ciudades y Piemonte han estado gobernadas hasta ahora por exponentes del centroizquierda. 

Los resultados de estas elecciones europeas en Italia y de las elecciones regionales y municipales es posible que tengan su peso en el futuro del actual y complicado gobierno nacional de Salvini de La Liga y de Luigi Di Maio del M5S, que últimamente han tenido varios enfrentamientos entre ellos, aunque algunos sostienen que estas peleas fueron sólo con fines electorales y que a partir de hoy todo quedará en la nada.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ