La opinión de los dirigentes pymes sobre la postura oficial ante el paro
“La situación es insoportable”

El ministro de Produccción y Trabajo, Dante Sica, sostuvo que el paro convocado por la CGT “tiene más que ver con alguna posición política de algunos dirigentes de cara al cierre de listas que con una manifestación genuina”. Estas expresiones desataron una catarata de críticas del sector empresario, en particular del frente de las pymes.

  •  Eduardo Gabriel Fernández (titular de Apyme): Las motivaciones del paro son inobjetables. Pero también fue un paro distinto, no encontraba a esos comerciantes e industriales que se quejaban por la pérdida de un día de actividad o que fustigaban a los gremialistas, el ánimo de la jornada fue de hartazgo a un estado de situación insoportable para nuestras empresas y a la desesperanza en un gobierno que insiste tozudamente en sus políticas.  Fue un paro distinto, con claro rechazo a las políticas de ajuste y destrucción de nuestra industria y tejido productivo, con hastío a esta forma de gobernar, pero también fue un paro lleno de esperanzas a que dentro de poco en el marco democrático tengamos otro gobierno.
  •  Raúl Hutin (CEEN): El industricidio expulsa sólo del sector textil a mil operarios por día, trabaja al 50 por ciento de su capacidad, o sea la mitad del mes está parada. Y el gobierno se da el lujo de criticar por un día de paro y encima decir que “están hartos de paros”. Qué queda para la gente, a los que no tienen para comer, a los miles de desocupados que deambulan buscando un trabajo, repartiendo CV sin respuestas ni atención? Cuánto cuesta un día de intereses por el crédito del FMI, o un día de intereses de Leliq? No tienen respeto por la gente, ni por el país. 
  •  Ariel Aguilar (Agrupación Gelbard): Se habló mucho sobre si el paro era político para descalificarlo. La realidad es que no es partidario ni electoralista pero es definitivamente político, porque es una decisión política abrir las importaciones indiscriminadamente, subir las tarifas, bajar el salario y reducir el mercado interno o colocar tasas de interés al 70 por ciento y generar el cierre de 11 mil pymes. Los ministros deberían hacer la cuenta de cuánto pierde de recaudar nuestro país todos los meses por la caída de la actividad económica e industrial o por la baja de retenciones sobre todo a los sectores agropecuarios. Este paro de todos los sectores es una señal contundente de que nuestro país no puede seguir en este rumbo antiindustrial que cada día genera más desigualdad. Nada redistribuye más que la industria. 
  •  Marcelo Fernández (titular de Cgera): En vez de fijarse en cuánto le cuesta un paro al país, debería estar averiguando cuánto nos cuestan las medidas económicas. El aumento de las tasas de interés, el aumento de las importaciones, la baja del consumo y desaprovechamiento de un 40 por ciento de la capacidad instalada que está ociosa. Medidas y circunstancias que, si estuvieran atendidas, el paro de la CGT sí sería político y quedaría descolocado. Pero, evidentemnte, al no ser atendido todo lo que se viene reclamando y todo lo que está ocurriendo con la producción y el trabajo, es evidente que el paro es legítimo.
  •  Daniel Moreira (Frente Productivo Nacional): Sica no es un ministro de Producción. Es ministro para la especulación y para eso trabaja. Tendría que fijarse lo que le cuesta al país la timba financiera, haber destruido la matriz productiva, lo que le cuesta al país Cambiemos. No tienen vergüenza. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ