Algunos fragmentos de Little Boy (A Novel) de Lawrence Ferlinghetti

Rebel, rebel

Y yo nunca fui estrictamente un rebelde en esos tiempos o ahora pero era parte de esa generación atravesada por la guerra que nació en 1919 justo a tiempo para unirse a la Marina antes de que sucediese Pearl Harbor sí esa fue su fecha de nacimiento el 7 de diciembre de 1941 la “más grande generación” nació sí, nos dijeron, para hacer del mundo un mejor lugar para la democracia ja-ja pero no era un eslogan lleno de cinismo en ese momento porque de hecho lo creíamos creíamos que estábamos peleando la Buena Guerra por una Norteamérica que estaba llena de esperanza y de optimismo en una tierra totalmente abierta que no estaba enteramente vendida-y-comprada la última frontera llena de promiscua promesa donde la búsqueda de la felicidad no se había convertido todavía en una carrera de ratas para hacerse con el dinero del mundo sí y en 1945 cuando la guerra terminó fue como si todo el continente se inclinase hacia el oeste y toda la población de los hombres y mujeres que habían resultado desarraigados se hubiesen inclinado hacia el oeste y el grito seguía siendo “Ve al oeste, muchacho” como si millones acataran el ciego canto de sirenas ilimitado en una nueva era en la cual Norteamérica y los americanos eran triunfantes por lo que mucha gente pensó que la vida era buena en los Estados Unidos y que no había necesidad de ser un rebelde o de rebelarse contra nada cosa que hoy parece imposible como cuando le pregunté a un conductor de radio de izquierda “¿Te imaginas un momento en este país en donde no fuese necesario ser un disidente?” y no obtuve ninguna respuesta a mi pregunta salvo una sonrisa amarga.     

 

Los chicos y la civilización

Un grito lejano cantando hacia el hoy haciendo eco acaso no lo escucho pero lo escucho todavía a Ti Jean Jack Kerouac cantando borracho Ti Jean a quien Ginzy siempre trataba de hacerlo gay mientras que Ti Jean era hétero porque siempre iba persiguiendo polleras antes que el alcohol las reemplazase Ti Jean estaba macizo como si fuese un leñador con camisetas planas y gorros de baseball han visto las fotos cuando luego se convirtió en el súper ebrio e inflado una historia triste de hecho y Ginzy siempre iba por los héteros a quienes amaba para convertirlos o por lo menos trataba y a veces tenía éxito (succeeded) y a veces chupaba la simiente (suck-seeded) al menos por algo de tiempo como por ejemplo con Neal Pijudo y Adonis pobre dulce Allen no siempre tan dulce pero sin embargo la compasión que él encontró en el Budismo concienzudo y amoroso Allen siempre enamorándose de héteros como Peter a quien convirtió la mayor parte de las veces oh qué historia que realmente significa algo sobre el Río Liffey y más adelante en el mar el mar las grandes fauces las fauces finales madre de todos nosotros padre de todos nosotros de donde todos venimos hacia donde todos vamos desde el Mar el mar golpeando para siempre en nuestras costas en sus costas llevándonos por el mar por este efímero momento hacia la eternidad en esas amplias playas esos lejanos lugares donde nos establecemos pero el mar pronto va a retomar los icebergs derritiéndose y todo eso y la humanidad el ocupante temporario flotante hacia el precipicio incapaz de frenarse a sí mismo y a su propia auto-destrucción sí la civilización incapaz de resolver sus problemas que la están matando y es una civilización decadente dijo Aimé Césaire una civilización que elige cerrar sus ojos frente a sus problemas más cruciales es una civilización moribunda.  

 

La vida es sueño (y revolución)

Y todo ese mito del Cielo y el Infierno una superstición medieval una construcción ignorante y poco original inventada con el paño completo de la jerarquía un reino de un supuesto Dios inventado para escapar de la muerte-muerte-muerte imaginando una inmortalidad una transmigración de las almas y el alma en sí misma un invento para perpetuar el yo-yo-yo Y yo he visto a Dios y ella estaba enojada con las invenciones del Papa Nazi Oh Dios quién te dijo que tenías un reino después de todo porque el único Reino que tienes es el Reino de lo Desconocido y todo lo que nosotros realmente tenemos es solamente un yo-yo-yo en la eternidad como si la eternidad en sí misma realmente existiese ok me resisto a todo eso con Jean-Paul Sartre y el Ser y la Nada haz tu elección ¿Cómo puedes probar que estás vivo cómo puedes probar que no es todo un gran sueño que todo no es algo que no estás soñando como lo dijo alguna vez Edgar Poe? Como esa vez cuando tenía quince y mi primer compañero de cuarto en la Mount Hermon Schoool al oeste de Boston un chico más grande me tiró en el suelo sobre una alfombra en nuestro cuarto y no me dejaba levantarme hasta que admitiese que no podía probar que esto no estaba soñándolo todo y yo-yo-yo lloraba no no soy real y tú eres real y yo soy real pero él no me dejaba levantarme él tenía un culo enorme y era gentil y era Aristóteles y Descartes y era más grande y yo todavía seguía tirado allí si él no hubiese aflojado como un gran hermano y no como el Pequeño Hermano Orwell porque yo estaba libre en la tierra del orgullo de los peregrinos América América antes de las naciones era recorrida por hordas sin rostro en búsqueda de alimentos y refugio circa 2184 D.C. en otra era más allá de nosotros aprés le déluge donde alguna vez las dulces aves cantaron y pueden o no cantar de nuevo y el Subcomandante Marcos diciendo Disculpen las molestias pero esto es una revolución. u   

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ