Los desafíos del nuevo decanato de Psicología
Respuestas ante el sufrimiento
Soledad Cottone y Mirta Spedale se plantean reconstituir los lazos entre los claustros y abrir el diálogo con la comunidad
Las decana y vicedecana subrayan que el proyecto nacional fue adverso para lo humano.Las decana y vicedecana subrayan que el proyecto nacional fue adverso para lo humano.Las decana y vicedecana subrayan que el proyecto nacional fue adverso para lo humano.Las decana y vicedecana subrayan que el proyecto nacional fue adverso para lo humano.Las decana y vicedecana subrayan que el proyecto nacional fue adverso para lo humano.
Las decana y vicedecana subrayan que el proyecto nacional fue adverso para lo humano. 
Imagen: Sebastián Granata

Soledad Cottone es la nueva decana y Mirta Spedale la vicedecana de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario, luego de una agitada elección. En diálogo con Rosario/12, plantean los desafíos institucionales y académicos de la nueva gestión: el diálogo con la comunidad, la rediscusión de un plan de estudios, las incumbencias, el embate de las neurociencias y cómo todo eso repercute en el sufrimiento de la población son algunos de los temas de su agenda.

--¿Cómo se sienten en esta nueva tarea de estar a cargo del Decanato y Vicedecanato en Psicología?

Cottone: --En realidad lo que planteamos es que estamos ante un gran desafío, conducir la Facultad de Psicología implica -en eso coincidimos con Mirta- una responsabilidad enorme porque si hay algo que tenemos en común es el compromiso con la educación pública, con una educación de excelencia y con un fortalecimiento de lo académico en nuestra Facultad, que es una de las cosas en la que nos hemos comprometido, como es poner a la institución en una agenda de debate de la Universidad y de la comunidad, esa es una de las cosas que más nos interesa trabajar como gestión, además de la reconstrucción de los lazos institucionales que vienen siendo... Este proceso tan complejo que tuvimos hasta llegar a la elección de Decanato, en realidad es un cierre de un proceso que venía de mucho antes de mucho daño de los lazos institucionales y los lazos interclaustros. Nosotros creemos que para que se garanticen la educación pública y una educación de excelencia es necesario que todos los claustros tengan una comunicación fluida, y que además se pueda dar un ejercicio democrático de la voz, donde haya minorías y mayorías representadas.

Spedale: --Lo único que me quedaría por agregar en relación a lo que dice Soledad sobre el tema de los claustros es que el gobierno es tripartito y lo que nosotros queremos garantizar que ese gobierno sea tripartito, no que pertenezca a uno solo de los claustros, siempre los extremos son complicados, digamos, y provocan crisis. Lo que intentamos también es restablecer cierto equilibrio en esta gobernabilidad, que no la había.

Cottone: --Quiero agregar algo, en realidad son cuatro claustros, tenemos el de Graduados, de Estudiantes, de Docentes y de No-docentes. Nosotros estamos trabajando, y Mirta es la que más lo hace, es que todos esos claustros tengan voz, todos. Cuando tenemos que hacer una modificatoria de cualquier cuestión institucional lo que queremos es que todos puedan tener representatividad y participación en esa resolución.

--¿Cómo han recibido la Facultad? Se sabe porque es de público conocimiento que la elección estuvo perturbada. Entonces ¿cómo recibieron la Facultad?

Spedale: --Me interesaría aclarar algo que en los medios públicos se presentó como dos sectores que estaban pugnando por la Facultad. Nosotros en ese fragor no tuvimos tiempo de explicitarlo. Había una situación que jurídicamente, en realidad, era insostenible. Había una elección de decano que se había hecho infringiendo normas en las que después tuvimos el acompañamiento del Consejo Superior. Y la Justicia Federal, a la que apeló la otra parte. No había acá dos sectores en pugna, había algo que era jurídicamente insostenible desde el momento en que nació. Había sido una elección, como dice el Consejo Superior, viciada de toda nulidad. En el momento era muy difícil explicarlo, era complicado explicitar todos los pormenores de eso, pero tuvimos el acompañamiento del Consejo Superior.

Cottone: --También nos acompañó la Justicia Federal, como dice Mirta. Quisiera agregar que el trabajo institucional siempre requiere llegar a acuerdos mayoritarios, en ese sentido esos acuerdos en algunos claustros estaba dañado. Creo que nuestro mayor desafío, como lo dije, es que los acuerdos institucionales que hacen al funcionamiento de nuestra Casa de Estudios tenga la representatividad de todos los claustros y poder construir una convivencia pacífica al interior de la Facultad.

--Saliendo de los asuntos políticos ¿Cómo ven a la Psicología, como estudio, como profesión, en el contexto de las prácticas actuales, de la ciencia, de la época actual?

Cottone: --Bueno, particularmente, porque tenemos un acuerdo como gestión. Creemos que el proyecto actual, nacional, ha sido bastante adverso para las profesiones que hacen al campo de lo humano y al campo de lo social, en general. Nuestra psicología queda afectada. Cuando digo esto me refiero a algunas resoluciones como han sido los recortes de actividades reservadas a títulos que para nosotros, con nuestra historia de pelea por las incumbencias, la ley de incumbencias que nos garantizaba un amplio ejercicio. Eso por un lado.

Por otro lado, en lo que hace a la Psicología aquí en Rosario, la Facultad de Psicología se debe la discusión con la comunidad en relación a un cambio de plan de estudio, que todavía tenemos que evaluar los efectos que tienen en nuestros profesionales en relación a Rosario, que es lo más cercano, después uno puede pensar otros alcances. En ese sentido, hay un trabajo enorme por hacer de recuperación y de diálogo con la comunidad. Además de empezar a intentar que la comunidad ingrese en cuanto agenda para nuestra formación, y de lo que se trata es de encontrar los dispositivos que nos permitan llevar a cabo estas cosas que planteamos.

Hay muchas cuestiones por decir, como el embate de las neurociencias, que como profesionales tenemos que salir a dar respuestas porque hace al sufrimiento de nuestra población.

Spedale: --Aparte de las neurociencias, hay otras cuestiones mucho menos académicas, que andan dando vueltas y que perjudican a la comunidad. Eso también entra dentro de lo que Soledad llamaba las incumbencias. Desde los Colegios profesionales sabemos que están muy movilizados con eso, concretamente todo ese tipo de cursos, de autoayuda, etc, que aparecen como la panacea frente a un sufrimiento que tiene más que ver con una cuestión absolutamente humana, no es una cuestión coyuntural, más allá de que sí en un momento como este, todo el sufrimiento humano se potencia con las problemáticas económicas. De lo que se trata es de estar a la altura de la época y hacer una oferta mucho más amplia de lo que ha sido hasta ahora.

*Psicólogo. Coordinación de la Página de Psicología en Rosario/12

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ