Quisieron abrir un jardín de infantes no terminado
Un polo educativo que está muerto de frío
Cerraron los jardines de Villa 15 pero a los niños los enviaron a una escuela no terminada en el polo educativo Piedrabuena.
Los padres descubrieron que el jardín del polo Piedrabuena no estaba terminado.Los padres descubrieron que el jardín del polo Piedrabuena no estaba terminado.Los padres descubrieron que el jardín del polo Piedrabuena no estaba terminado.Los padres descubrieron que el jardín del polo Piedrabuena no estaba terminado.Los padres descubrieron que el jardín del polo Piedrabuena no estaba terminado.
Los padres descubrieron que el jardín del polo Piedrabuena no estaba terminado. 

Vecinos de Ciudad Oculta y el barrio de Piedrabuena denunciaron que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires intentó inaugurar el jardín de infantes del Polo Educativo Piedrabuena con las obras sin finalizar. Y para colmo, el gobierno cerró los jardines que funcionaban correctamente en Ciudad Oculta para enviarlos al de Piedrabuena, que no quedó habilitado. “La escuela no tiene tiene luz, agua, gas y faltan terminar los baños y el comedor”, dijo a PáginaI12 Félix Demonty, integrante de la organización “Ezequiel Demonty” en honor a su hermano, el joven torturado y asesinado por la Policía Federal en 2002. Hace tres semanas que los niños están sin clases.

Según contó Demonty, el jueves a la mañana, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, iba a inaugurar las clases en el Polo Educativo Piedrabuena, ubicado en Avenida Piedrabuena y Zuviría. Los padres de los alumnos, al enterarse que la escuela no estaba terminada ni en condiciones para dar inicio al ciclo lectivo, decidieron hacer una manifestación. “Larreta estaba a diez cuadras y cuando le dijeron que los padres estaban plantados en la puerta del Polo decidió no aparecer”, aseguró el militante social y señaló que los docentes “hicieron una bienvenida” a sólo “3 o 4 chicos que estaban ahí”.

En la Oculta funcionaban los jardines de infantes N°8, N°5 y N°4, donde asisten más de 300 niños en total, que el Gobierno porteño decidió cerrar hace algunas semanas para trasladar a los niños al Polo Educativo de Piedrabuena. “No hubo una mesa de diálogo con los padres para decidir el traslado, fue algo que se impuso y listo, fue de la noche a la mañana –señaló Demonty– Los padres se enteraron de la decisión hace tres semanas por lo que les dijeron los distintos directivos de los jardines de la Oculta”. El dirigente social agregó que los niños están sin clases hace tres semanas y que algunos padres no pueden ir a sus trabajos porque no tienen quién cuide a sus hijos.

El Polo Educativo Piedrabuena es uno de los ocho polos que busca inaugurar el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires durante 2019, antes de las elecciones. Esta iniciativa, explica la web del Gobierno, forma parte del Plan de Transformación Educativa que apunta a “mejorar la infraestructura, preparar la comunidad educativa en el mundo digital y crear una universidad para docentes” (en referencia al proyecto Unicaba). En el sitio también señalan cuán avanzadas están las obras en cada polo. 

En realidad, el Polo de Piedrabuena es el menos avanzado con sólo un 71 por ciento de la obra completa, pero no es el único que el Gobierno quiso inaugurar sin terminar (ver aparte). “En la Oculta los jardines tenían luz, agua, cloacas, todas las comodidades”, aseguró Demonty.

El lunes pasado, algunos padres fueron invitados a recorrer el edificio de Piedrabuena y quedaron “muy disconformes”. “Las auxiliares les dijeron (a los padres) que como no tenían agua tuvieron que lavar el piso con unos tachos que llenaron en otro lugar”, contó el dirigente social. Además de la falta de agua y gas, Demonty señaló que “falta terminar el comedor”. “Hay una lámina de durlock tapando la puerta de acceso a la cocina que no está terminada, hay un espacio de 5 metros por 5 con mesas y sillas y otra parte que todavía está en obra”, describió. Tampoco están terminados los baños y, ante la falta de luz, “se contrataron generadores”.

Según Demonty, la creación del Polo Educativo no generó nuevas vacantes para los niños de la ciudad. “Hay mucha disconformidad, el barrio es muy grande y la idea era que esto se abriera para los vecinos de Piedrabuena, que lo necesitaban mucho más porque no tienen vacantes para llevar ahí a sus hijos”, explicó y afirmó que los vecinos de Piedrabuena se sumaron a los de la Oculta para reclamar que el Gobierno porteño les brinde una solución. 

“Queremos que el Gobierno de la Ciudad se haga presente, que venga alguien con criterio a hacerse cargo y que no subestime a los vecinos. Tienen un alto nivel de prejuicio hacia nosotros y en todo momento tratan de ignorantes a los papás y los vecinos”, denunció Demonty. Tanto él como el resto de los vecinos sospechan que el Jefe de Gobierno “tiene la necesidad de mostrar algo nuevo” porque están en año electoral y “nadie les está creyendo nada”. “Ahora los padres se reúnen entre ellos pero quieren que alguien de la cara y venga a ofrecer una solución conforme a la necesidad de los padres y los vecinos de la Oculta y Piedrabuena”, aseguró.

Informe: Ludmila Ferrer.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ