Las fintech y el abuso de la desregulación
Qué hay detrás de la disputa entre Palazzo y Mercado Libre
El gremio bancario reclama el encuadramiento de los trabajadores de servicios de finanzas digitales. Fuerte rechazo empresario y un ataque destemplado de Macri a Sergio Palazzo.
Sergio Palazzo (La Bancaria) y Marcos Galperín (Mercado Libre). Nuevas tecnologías y viejo fraude laboral.Sergio Palazzo (La Bancaria) y Marcos Galperín (Mercado Libre). Nuevas tecnologías y viejo fraude laboral.Sergio Palazzo (La Bancaria) y Marcos Galperín (Mercado Libre). Nuevas tecnologías y viejo fraude laboral.Sergio Palazzo (La Bancaria) y Marcos Galperín (Mercado Libre). Nuevas tecnologías y viejo fraude laboral.Sergio Palazzo (La Bancaria) y Marcos Galperín (Mercado Libre). Nuevas tecnologías y viejo fraude laboral.
Sergio Palazzo (La Bancaria) y Marcos Galperín (Mercado Libre). Nuevas tecnologías y viejo fraude laboral. 

El sector de finanzas y tecnologías Fintech, que ofrece sus servicios vía plataforma digitales, sigue generando polémica. Hace unas semanas se destapó un conflicto que lleva meses con los bancos por temas impositivos y de regulaciones. En los últimos días apareció otro frente de debate: la demanda de encuadrar a los trabajadores del sector en el marco laboral de los bancarios. Hubo declaraciones cruzadas entre los referentes gremiales de los bancos, como Sergio Palazzo (de la Bancaria), y los representantes de la industria Fintech, como Marcos Galperín (de Mercado Libre). El primero planteó que el sector aprovecha la desregulación para flexibilizar las condiciones de empleo. El empresario dijo que se trata de una extorsión y amenazó con mover su filial a Uruguay.
“Lo que sostengo es que los trabajadores Fintech deben estar encuadrados dentro de la relación de los trabajadores bancarios. Esto representaría un sueldo mayor y mejores condiciones laborales de las que tienen. Si prestan servicios financieros, tienen que estar dentro de La Bancaria y de nuestro convenio colectivo de trabajo", afirmó Palazzo. El gremio fue uno de los pocos que consiguió mantener el poder adquisitivo de los trabajadores en los últimos años y no resignaron cláusulas del convenio. La categoría inicial de un empleado del gremio -incluido el área de call center- recibe un salario de 51.318 pesos.
Las empresas tecnológicas como Mercado Libre, que este año empezó a masificar en forma exponencial su aplicación para transferencias y ahorro de Mercado Pago, rechazan la sindicalización de sus empleados y aseguran que la poca flexibilización laboral en la Argentina produce problemas para las empresas y la innovación. El empresario, el año pasado, había sido explícito respecto de su idea de los salarios para sus empleados. “Si les molesta que el aumento fue 5 por ciento, Mercado Libre no es para ustedes”, dijo en agosto de 2018 en una charla interna de la compañía que terminó filtrándose a la prensa.
La empresa de Galperín es una de las más importantes de Latinoamérica y tiene una valuación bursátil de 30 mil millones de dólares. Las discusiones respecto de los sueldos y las condiciones de trabajo de su personal resultan chocantes con la fortuna que maneja la firma. No fue el único de los referentes Fintech que pretende evadir la sindicalización del personal. “Las declaraciones del gremio bancario fueron desafortunadas. Manifestamos nuestro profundo rechazo al uso del enfrentamiento, la intimidación y la prepotencia para encuadrar a trabajadores de manera ilegal y sin respetar la normativa vigente en actividades no alcanzadas por el marco gremial bancario”, mencionaron en la cámara Fintech.
La tensión entre las empresas tecnológicas que ofrecen servicios financieros poe plataformas digitales y el gremio que agrupa a los bancarios resultará difícil de zanjar. Las Fintech pretenden trabajar en un esquema de absoluta desregulación laboral y de normativas aprovechando que el corazón de sus negocios es la tecnología. La Bancaria reclama, con razón, que empleados que hacen tareas casi idénticas en un banco y en una Fintech, tengan condiciones de trabajo similares.
La política se metió en la el debate y hubo declaraciones del presidente Macri a favor de los empresarios. “Ese señor Palazzo también es un prepotente. Quiere avanzar sobre un sistema que desde la tecnología le mejora la vida a la gente. Porque hoy hay gente que en estas plataformas digitales nuevas puede colocar su dinero, a intereses por día y pagar en forma electrónica, vamos todos rumbo a pagar en forma electrónica", dijo. Las declaraciones resultan impropias y faltas de respeto a las condiciones del trabajador. En particular, teniendo en cuenta los beneficios que recibió Mercado Libre todos estos años y la falta de iniciativas públicas exitosas para lograr que el sector público lidere la transformación digital de los servicios financieros en favor de la gente.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ