El fiscal se oponía

El fiscal federal a cargo de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos Relativos a la Seguridad Social, Gabriel De Vedia, ordenó la apertura de un legajo ya que se podría “generar una afectación arbitraria sobre las prestaciones que reciben los beneficiarios del Sistema de la Seguridad Social” con el cambio en la fórmula de cálculo de la movilidad jubilatoria que introdujo el Gobierno y que luego echó para atrás. El fiscal analizó, a pedido de legisladores del Frente Renovador y del GEN, que para calcular el nuevo porcentaje de aumento se había realizado una modificación de la fórmula, ya que el método utilizado hasta el momento tomaba la variación anual de los recursos tributarios por beneficio y se lo “semestralizaba” dividiendo por dos. De esta manera, un incremento anual del 20 por ciento equivalía a dos subas del 10 por ciento, que en forma acumulativa en realidad termina representando un incremento del 21 por ciento. El dictamen del fiscal De Vedia fue girado al Secretario General de la Presidencia de la Nación, al Director Ejecutivo de la ANSES y al Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.