La Cámara ordenó rever el beneficio de la prisión domiciliaria
Conzi podría volver a la cárcel

La justicia ordenó dictar un nuevo fallo sobre la prisión domiciliaria de Horacio Conzi, luego de que el empresario condenado por el crimen de Marcos Schenone rompiera la tobillera electrónica que lo controla y fuera hallado paseando dos cabras por la vereda de su casa , en Boulogne. La situación de Conzi depende, ahora, de la jueza de Ejecución Penal 2 de San Isidro, Victoria García Maañón –la misma que le había concedido el beneficio--, a quien la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Isidro solicitó que dicte un nuevo fallo.

La Cámara no revocó la prisión domiciliaria con monitoreo satelital, pero sí anuló el fallo en el que García Maañón, tiempo atrás, había respondido negativamente al pedido de al fiscalía de cancelar la prisión domiciliaria.

La nueva resolución respondió a un pedido presentado por la fiscal María del Carmen Gigante, quien argumentó que Conzi violó las condiciones de la prisión domiciliaria en más de una ocasión. La presentación de Gigante detalló un episodio registrado en abril de este año, cuando la tobillera electrónica que el ex empresario debe usar por disposición judicial activó la alarma de apertura o corte.

“Aún cuando el condenado no hubiere infringido la obligación de permanecer en el domicilio, la ruptura deliberada del dispositivo es razón suficiente para revocar la prisión domiciliaria”, advirtieron los camaristas.

El pedido de que la justicia revocara el beneficio también dio cuenta de declaraciones públicas en las que Conzi se ufanaba de su buen estado de salud, aun cuando había solicitado la prisión domiciliaria porque, señalaba, padecía arritmia.

En su resolución, los camaristas Oscar Quintaba y Diulio Cámpora evaluaron también los registros en los cuales Conzi fue grabado mientras paseaba dos cabras por la vereda de su casa, en la calle Santa Rita al 1500. Ese video, registrado por su hermano, Hugo, con quien convive, fue compartido en Facebook. “El contenido de la prueba aportada por la fiscalía permite advertir a Horacio Santiago Conzi en la vereda”, señaló el fallo.

Para los camaristas, que la grabación de ese video "hubiera tenido lugar antes o después de la colocación del dispositivo de monitoreo no modifica el hecho de que estaba afuera del domicilio. Además debe ser ponderado como un segundo hecho que se suma al de la ruptura del dispositivo de monitoreo”.

Para los jueces, ese espacio no forma parte del domicilio, por lo que el ex empresario violó las condiciones impuestas para gozar del beneficio, al que había accedido en abril de este año .

La resolución de los camaristas también advierte que la jueza García Maañón fundó mal el rechazo al pedido de revocación de la prisión domiciliaria realizado por la fiscalía, ya que la magistrada mencionó dos leyes, una nacional y otra provincial, y una de ellas está derogada.

Conzi fue condenado a 24 años y 9 meses de prisión por el homicidio de Marcos Schenone, cometido en enero de 2003 en Beccar. La víctima viajaba en un remis con un amigo y dos chicas, cuando el empresario disparó 14 balazos con una pistola 9 milímetros contra el auto. Schenone murió de tres balazos en la espalda, mientras que las chicas y el remisero resultaron heridos y su amigo, ileso.

El empresario fue señalado como asesino por los testigos presenciales y en su casa se halló el arma homicida. En el juicio, realizado en 2005, se dio por acreditado que Conzi tuvo un ataque de celos cuando vio, en su restaurante, Dallas, a Schenone besándose con una joven a la que había intentado infructuosamente conquistar.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ