Dafne Usorach, una música en el camino
Rara, nómade y guerrera 
La cantante y compositora Dafne Usorach sigue recorriendo el país con Ritmos de viaje, su último disco, que privilegia la letra con mensaje, la canción con contenido. Un libro reciente, el soundtrack de un documental, talleres y espectáculos se suman también a su movidísima hoja de ruta.
letras combativas y precisión musicalletras combativas y precisión musicalletras combativas y precisión musicalletras combativas y precisión musicalletras combativas y precisión musical
letras combativas y precisión musical 


No es una moda, es ancestral nuestra lucha / No confundas todos los ‘ismos’, no son lo mismo / Esto es un sismo / Que tiemble el núcleo de tu certeza, que estalle de un solo grito tu corteza”, entona alto y claro la cantante y compositora feminista Dafne Usorach en “Muchas más”, track de su cuarto y más reciente disco, Ritmos de viaje . Un álbum donde su compromiso con las causas justas y urgentes deviene canción, amén de letras pregnantes que hablan sobre equidad, discriminación, trata, ecología… Envuelto cada mensaje en incitante paquetito: sonoridades de raíz latinoamericana, donde las ricas influencias lo mismo pueden apuntar a, por ejemplo, el candombe o a la cumbia. “Abordar el arte como medio transformador le dio sentido a mis canciones, me permitió responderme por qué y para qué hago música. He intentado hacer temas pasatistas, con menos contenido, pero no puedo, no me sale; siento que desperdicio la herramienta poderosísima que tengo en las manos”, confiesa esta artista oriunda de Guatimozín, Córdoba, que de niña “estudiaba la lección de geografía con la guitarra, convirtiéndola en canción”, y que el año próximo cumplirá una década como solista. Y el venidero noviembre, cuatro años en la ruta…

Y es que, junto a Victoria Gallegos -su esposa y productora, encargada además de las visuales de los shows-, Dafne lleva ¡ratazo! recorriendo el país (y aledaños) a bordo de su motorhome. Armada, dicho está, de un repertorio tocante, que se pretende disparador para pensar y discutir tópicos peliagudos. Grabado en estudio móvil, “Ritmos de viaje es una suerte de resumen de mis tres discos anteriores, Néctar, Libre en mi raíz y Ego. Tiene seis canciones nuevas, pero las restantes son de los trabajos previos”, sintetiza la muchacha en continuo movimiento, que presenta su obra en escuelas secundarias, universidades, centros culturales, teatros de distintos puntos de la Argentina. Con los bemoles que conlleva el nomadismo… “Salvo que toque en Rosario, donde viví mucho tiempo, o en La Pampa, donde pico a menudo, en general toco para gente que no me conoce. Pero está buena la adrenalina que da la incertidumbre, el exponerse constantemente a un público nuevo”.

En charla con Las12, dice que ha recorrido ya buena parte del país con sus distintos espectáculos: entre ellos, Mujeres creadoras, “donde intercalo temas propios con temas de otras artistas como Violeta Parra, Chavela Vargas, Teresa Parodi, Eladia Blázquez…”. O el más reciente Mujeres de Sudamérica, “donde, acompañando a nuestro show, presentamos el registro visual de una fotógrafa santafesina, Melina Sierra, que viajó por toda Latinoamérica en un Citroën retratando mujeres”. En el camino, ofrece además con Victoria talleres de armado de gira y (auto)gestión, y de loopera, herramienta con la que graba en vivo guitarra, teclado, percusión… Y se hace tiempo para nuevos desafíos; este noviembre, sin más, “se estrena una película para la que hice la música: el documental El laberinto de las lunas, de la cineasta rosarina Lucrecia Mastrangelo, que trata sobre mujeres trans atravesadas por la maternidad. Compuse una canción con letra, que se llama ‘Metamorfosis’, y luego ya los climas del doc, que son varios”.

Por cierto: desde el pasado mayo, tiene además la itinerante dupla Usorach-Gallegos un libro publicado: ComuniCanciones (editorial Chirimbote), que Dafne define como “el soporte pedagógico” de su propuesta, “la pata que nos faltaba”. Consta el título de las letras de los 13 temas de Ritmos de viaje, acompañadas las poesías por ilustraciones (“de distintas personas que fuimos conociendo en el camino”) y actividades didácticas, pergeñadas “por profesionales de la temática que se trata en cada canción”. Lo que se dice un auténtico libro de trazos colectivos, con aportes federales y, claro, multidisciplinarios… Para “Dónde están”, track que habla de la trata de mujeres, por ejemplo, “convocamos a una abogada, que orientó la actividad hacia el aspecto legal: qué hacer, dónde llamar; dando como tarea final, hacer un spot publicitario que promueva el número de denuncia”. “La idea es que se desarrollen estas actividades en las escuelas a lo largo del año”, explica esta cantante y compositora que, de más está decirlo a esta altura de las líneas, cree plenamente en la fuerza de la música para abrir bochos. Y en el ínterin, cómo no, hace bailar. Imposible no hacerlo con el que acaso sea su hit, “Rara ”, donde Dafne hace corte de manga a una larga lista de epítetos que le han dedicado en vida: Rara, loca, rea, revirada, comunista, tijereta, dispettosa, inadaptada…


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ