El programa televisivo que conduce Fabio Rodríguez cumple 10 años
Tango de impronta eufórica y barrial
Asunto Tango es una especie rara, y salió por la inquietud de querer hacer algo que tuviese un tinte rosarino, explica su fundador.
"No pertenezco a ningún núcleo duro del género" dijo Rodríguez."No pertenezco a ningún núcleo duro del género" dijo Rodríguez."No pertenezco a ningún núcleo duro del género" dijo Rodríguez."No pertenezco a ningún núcleo duro del género" dijo Rodríguez."No pertenezco a ningún núcleo duro del género" dijo Rodríguez.
"No pertenezco a ningún núcleo duro del género" dijo Rodríguez. 
Imagen: Andres Macera

Fabio Rodríguez dice que no encuentra frase que pueda sintetizar o definir Asunto Tango, pero sí que "lo primero que se me viene a la cabeza es que yo no pertenezco a ningún núcleo duro del género. Esto no salió de ninguna entidad ni asociación. Es algo que se me ocurrió hacer, de manera intuitiva, y con el tiempo fue tomando esta forma", asegura el conductor y responsable del programa televisivo que cumple 10 años y los celebra esta noche, a las 21, en Centro Cultural La Casa del Tango (Arturo Illia 1750). Con entrada libre y gratuita, el festejo contará con las presencias de Graciela Figari (voz), Hernán "Cucuza" Castiello (voz), Joel Tortul (piano) y Cristian Gustaffson (bandoneón), además de la pareja de baile que conforman Marisa Talamoni y Germán Ruíz Díaz, junto a la musicalización de May Rosarina.

"Asunto Tango es una especie rara, y salió por la inquietud de querer hacer algo que tuviese un tinte rosarino, de cierta urbanidad", señala Rodríguez a Rosario/12. Desde sus principios en Canal 4 (Cablehogar) al presente en Canal 3, Asunto Tango reúne una experiencia que suma anécdotas a la par de situarse como una instancia de encuentro para la música de la ciudad. "Soy un tipo que a los 17 años estaba muy vivaz con el tema de la trova rosarina y el rock nacional, si bien para esa época ya había escuchado muchísimo tango. A mi manera, siempre consideré que había una fuerte vinculación entre la música que a mí me gustaba y el tango. Lo anecdótico es cómo se relacionó todo, porque lo primero que se me viene a la cabeza es el trabajo que se hizo en (el sello) Melopea, donde el tango tuvo su lugar en la década del '90. Asunto Tango hizo una producción allí. ¡Una productora rosarina poniendo un pie en un barrio porteño! En Melopea grabaron Goyeneche, Stamponi, Agri, Cadícamo", agrega.

Los celebra esta noche, en La Casa del Tango. gratis, con Graciela

Figari, Cucuza Castiello, Joel Tortul y Cristian Gustaffson.

Entre los recuerdos, Fabio Rodríguez elige una pregunta: ¿quién es el último gigante del tango? "Tal vez Alberto Podestá, el último gigante de los cantantes. Una vez tuvimos la oportunidad de grabarlo en Teatro Lavardén. Y si bien Podestá vivía en pleno centro porteño, la primera vez que, siendo grande, tuvo un contenido exclusivo fue a través de una producción rosarina. En otra oportunidad, lo trajimos al "Zorrito" Vön Quintiero con "Cucuza" Castiello: todo empezó con un video en YouTube, en donde en el auditorio de Radio Nacional de Buenos Aires, Cucuza lo invitó a tocar. Lo llamé al Zorrito, ellos le dieron forma de espectáculo, y los tuvimos como evento acá. La librería Clásica y Moderna -que fue hashtag en Twitter por su cierre-, la primera vez que tuvo una cobertura audiovisual, con tres cámaras, la hizo Asunto Tango. Y ni hablar del tango de Rosario. Si le tengo que preguntar al tango de la ciudad, más del 90% ha estado en el programa".

Nominaciones, distinciones, y también un Martín Fierro obtenido en 2014, labran el trabajo de Rodríguez en Asunto Tango. Si la línea del tiempo se extiende hacia atrás, aparece la figura señera de su padre, Martín Rodríguez, quien junto a Juan Carlos Beltrame fundaran la tradicional casa comercial Robel en 1957. "Fue el negocio que le dio a los obreros la posibilidad de tener su primer vaquero de marca; era un lugar donde se respiraba el viejo Rosario, el del fútbol, el del tango. Mi viejo era tremendamente tanguero, si bien no era un gran coleccionista. Recuerdo bien en ese cielo de fluorescentes sintonizar Rapidísimo en Radio Rivadavia y escuchar a Larrea. Todo en esa euforia comercial que tenía Rosario en los '70 y que yo absorbí muchísimo. A mí me gusta mucho recrear la atmósfera de la manera en que yo viví el tango, una manera casi eufórica, así como se lo vivía en un local comercial como Robel, símbolo de la ropa para la clase media y las más bajas, todo un símbolo en la ciudad".

A Asunto Tango lo acompaña el lema de estar hecho en Rosario, "porque yo tengo una identificación demasiado plena con la ciudad. Asunto Tango es rosarino en todo lo que hace, así como en su impronta audiovisual, gracias a Maxi Quintero y Nacho Blaconá, tipos que entendieron perfectamente el respeto técnico y atmosférico de la ciudad. Aun con las desventajas que Rosario tiene respecto de Buenos Aires, la ciudad no tiene la necesidad de clonarse en gustos pasados ni nada. Puede generar una atmósfera propia, de identidad, que a través de los años uno comienza a ver. Asunto Tango es parte de eso".

Sobre la presentación de esta noche, Rodríguez cuenta que "tenía ganas de hacer algo que respetara la esencia con la que Asunto Tango nació, que fuera eufórico, que tuviera un poquito de desorden como tiene que ser todo, y que viniesen los amigos. Entre los presentes, agrega el conductor que si bien "Cucuza" Castiello es de Buenos Aires, representa un poco el espíritu nuestro porque es el héroe de los contrafrentes porteños, el tipo que canta en el bar de Villa Urquiza, en el Faro. Es el ídolo de su barrio y es un amigo de la casa".

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ