En el primer semestre, la actividad cayó 8,3 por ciento, según cifras de la UIA
El desplome industrial sin fin
Miguel Acevedo, presidente de la UIAMiguel Acevedo, presidente de la UIAMiguel Acevedo, presidente de la UIAMiguel Acevedo, presidente de la UIAMiguel Acevedo, presidente de la UIA
Miguel Acevedo, presidente de la UIA 

La actividad industrial se contrajo en junio 6,9 por ciento frente al mes anterior y registró así catorce meses consecutivos en caída libre. Las cifras elaboradas por la Unión Industrial dan cuenta de una caída acumulada del 8,3 por ciento en el primer semestre del año. Las mediciones de la federación de cámaras empresarias son inferiores a la merma de 9,4 por ciento estimada por el Indec, pero evidencian la contracción del mercado interno, la escalada de costos y el ahogo financiero. La sostenida caída en la actividad es acompañada por un proceso de precarización laboral y destrucción de puestos de trabajo. Durante mayo la industria registró 67.060 trabajadores formales menos que doce meses atrás.

A diferencia de las entidades que nuclean a empresarios pymes, la UIA mantiene un bajo perfil y evita realizar declaraciones contundentes sobre la crisis económica. El comportamiento de la principal cámara empresaria del país contrasta con el efecto arrasador de las políticas oficiales sobre la producción manufacturera. “Si bien se esperaba que algunos sectores industriales comenzaran a mostrar leves mejoras (fundamentalmente los relacionados con el agro y la energía, aunque también algunos vinculados al mercado interno por baja base de comparación) la situación actual de suba fuerte del tipo de cambio, la tasa de interés y la incertidumbre en el corto plazo, llevará a una baja mayor y generalizada de la actividad productiva”, expresa el informe de la central que preside Miguel Acevedo. “Resulta importante, en este contexto, monitorear la coyuntura y aplicar medidas financieras y tributarias de modo tal de paliar la situación en los próximos meses”, indica el reporte.

 

Las mediciones elaboradas por la UIA muestran caídas en la mayoría de los rubros industriales. Los sectores más afectados fueron la industria automotriz y la textil que retrocedieron 39,3 y 18,4 por ciento, respectivamente. Otras caídas significativas fueron para los rubros de minerales no metálicos (12,9 por ciento), la industria electrónica de consumo (10,4) y la actividad metalmecánica (6,8). Respecto al acceso al financiamiento, la caída en términos reales de los préstamos al sector privado no financiero fue del 28,5 por ciento interanual en julio. La UIA destaca que se trata de la merma “más pronunciada de los últimos cuatro años producto del esquema de elevadas tasas de interés. Esta tendencia se agudizará como resultado de la suba de la tasa de interés de referencia y del tipo de cambio de la última semana”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ