subte E

El servicio de la línea E de subterráneos se vio afectado este viernes por la mañana por un principio de incendio que obligó a la evacuación de 26 pasajeros, seis de los cuales fueron trasladados por precaución a centros de salud porteños, y a la paralización del servicio en toda la línea. Cerca de las 11 un principio de incendio en una formación que circulaba entre la estación Independencia y San José, obligó a la evacuación de todos los pasajeros y la intervención de los bomberos de la Ciudad, además de la interrupción total del servicio. Seis pasajeros fueron trasladados "por precaución" a distintos hospitales porteños y otros 20 recibieron asistencia médica tras ser evacuados.

Dos horas y media más tarde, fuentes de la empresa Metrovías afirmaron que el servicio "ya se encontraba completo", circulando entre las cabeceras Retiro y Plaza de los Virreyes, en el barrio porteño de Flores.

El hecho ocurrió 10.50 cuando, por causas que oficialmente se desconocen, "hubo un principio de incendio en el ultimo vagón de la formación" de la línea E en el medio de las estaciones Independencia y San José, informó una fuente de bomberos de la Ciudad a la prensa. Asimismo, advirtió que fue "el motorman del subte quien apagó el incendio con el matafuegos, tal como lo indica el protocolo" y consideró que "aun falta que se realice la investigación pertinente pero en principio se trataría de un problema técnico".

Pablo Bagnasco, delegado gremial de la línea, le contó a Página/12: "Se prendió fuego el extra rápido, que es un disyuntor. Es lo que evita que un cortocircuito se extienda a toda la línea, como los disyuntores que hay en las casas. El conductor desconectó los pantógrafos y usó los extintores. El motorman y el guarda evacuaron muy rápido a los pasajeros. Es difícil, porque es una zona en la que el túnel es muy angosto y el techo muy bajo, entonces se llena enseguida de humo. Esto pasó porque es una formación General Electric, de 55 años de antigüedad. El mantenimiento es complicado porque hay muchos repuestos que ya no se fabrican".

Los pasajeros postearon en las redes su hartazgo por los problemas en la línea y su convicción de que "en algún momento va a ocurrir una tragedia". "Todos los días tenemos discusiones con los pasajeros, que se enojan con nosotros, porque somos lo que tienen a mano. Se pasan la pelota entre Sbase y Metrovías y no hacen nada. Pero esta línea, la más larga de todas desde que hace más o menos cuatro meses la alargaron, necesita por lo menos 23 formaciones y sólo tiene 15, de las cuales funcionan 11 o 12. En esta semana hubo días en que anduvimos con 7 formaciones. La gente está harta. En lugar de mandar formaciones nuevas, nos dan lo que desechan de las otras líneas, como los Fiat, que tienen cuarenta años ya", detalló Bagnasco. 

Voceros de la empresa aseguraron que el hecho ocurrió "por problemas técnicos en una formación y que se procedió a actuar según el protocolo establecido para estos casos".


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ