El candidato a gobernador con intendentes bonaerenses
Kicillof pidió "no relajarse"
Retomaron el contacto luego del triunfo en las PASO. Kicillof los arengó para ganar por más votos.
El encuentro se realizó en un polideportivo de Sarandí.El encuentro se realizó en un polideportivo de Sarandí.El encuentro se realizó en un polideportivo de Sarandí.El encuentro se realizó en un polideportivo de Sarandí.El encuentro se realizó en un polideportivo de Sarandí.
El encuentro se realizó en un polideportivo de Sarandí. 

 “No aflojen, no hay que quedarse quieto un segundo”, fue la arenga del candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, a los intendentes peronistas y candidatos a jefes comunales de los 135 municipios de la provincia con vistas a las elecciones del 27 octubre. Kicillof, que ganó las PASO con el 52 por ciento de los votos y aventajó por 18 puntos a la gobernadora María Eugenia Vidal, no quiere que su espacio político se relaje y los alentó a ganar “por la mayor cantidad de votos” y “la mayor cantidad de municipios posibles”. En el encuentro que se realizó en el polideportivo municipal Delfo Cabrera de Avellaneda, el diputado y ex ministro de Economía les advirtió a los intendentes que no cayeran en las provocaciones que podrían surgir desde el oficialismo en lo que resta de campaña, que muestren todas las cosas que los jefes comunales se tuvieron que hacer cargo frente al ajuste y los incumplimientos de la administración provincial de Cambiemos. Pero también los alentó a “recuperar la esperanza y recuperar la fe en la provincia de Buenos Aires” de los electores.

"En esta elección no hay ningún municipio que valga menos que el otro, porque para ganar necesitamos a todos", afirmó el candidato a gobernador. Respaldado por un Power point, Kicillof repasó los resultados de las PASO en toda la provincia y propuso como continuidad de la campaña hasta octubre “no relajarse”. Les pidió a los intendentes atender la gestión, continuar la pelea por más votos y a aquellos que “están más holgados” en su territorios, que ayuden a los intendentes vecinos y a los candidatos del Frente de Todos, muchos de los cuales se posicionaron en las primarias con posibilidades ciertas de arrebatarle a Cambiemos al menos 30 comunas.

En su exposición, Kicillof afirmó estar “inmensamente orgulloso del trabajo que hicieron en todos los distritos y en condiciones muy adversas para poner en movimiento la provincia de Buenos Aires” y convocó a no quedarse “ni un solo día quietos, volvamos a hablar con todos y pongamos en movimiento nuestros municipios y nuestra provincia”.

También alertó a los intendentes por los efectos de la devaluación del peso y las consecuencias sociales que repercutirán en sus territorios y soltó una frase que endulzó los oídos del auditorio: “Los intendentes van a tener un gran protagonismo en mi gobierno”, prometió Kicillof en el centro de una extensa cabecera del encuentro.

Allí estaban, de un lado, el intendente y presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray (Esteban Echeverría), a cargo de la convocatoria; Gabriel Katopodis (San Martín), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), el diputado provincial Carlos "Cuto" Moreno (Tres Arroyos), Mario Secco (Ensenada) y Marisa Fassi (Cañuelas). Del otro se ubicaron el anfitrión Jorge Ferraresi, Fernando Espinoza (La Matanza), Mario Ishii (José C.Paz), Gustavo Menéndez (Merlo), la senadora provincial Teresa García, Andrés Watson (Florencio Varela), Fernanda Raverta (Mar del Plata) y Florencia Saintout (La Plata).

El amplio recinto dispuesto en U lo completaban el resto de los intendentes y los candidatos que competirán en octubre. La compañera de fórmula de Kicillof y actual intendente de La Matanza, Verónica Magario, no fue de la partida: está en Puerto Rico en representación de la FAM donde participa de Conferencia Internacional para Gobiernos Locales y en la que disertó sobre “el liderato de la mujer en el gobierno”.

Al término del encuentro, Kicillof respondió preguntas de los periodistas que siguieron desde afuera la reunión. "La sociedad se manifestó en las PASO contra el márketing y las campañas sucias, y quiere, sobre todo en Buenos Aires, un compromiso de nuestra parte para que atendamos sus necesidades como pagar las facturas de los servicios o que haya clases", dijo Kicillof y aseveró que "triunfó la unidad del campo popular".

Kicillof llegó al polideportivo de Avellaneda a bordo del famoso Clio gris con el recorrió toda la provincia en su campaña. El mismo con el que hoy volverá a rodar por el territorio bonaerense hasta los municipios de Trenque Lauquen y Rivadavia, para pasar el viernes por Chacabuco y Alberti. Al recorrido se sumará el primer candidato a diputado nacional Sergio Massa, quien regresaba anoche al país tras su viaje a los Estados Unidos.     

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ