Freestyle Master Series Internacional: Teorema, uno de los mejores de la movida en español
"Cualquiera puede hacer freestyle"
Campeón y puntero en las principales competencias de su país, el MC chileno prepara un disco de rap y otro de trap metal.
Teorema será uno de los ocho finalistas de la ronda internacional de la FMS, este sábado en el Club Hípico.Teorema será uno de los ocho finalistas de la ronda internacional de la FMS, este sábado en el Club Hípico.Teorema será uno de los ocho finalistas de la ronda internacional de la FMS, este sábado en el Club Hípico.Teorema será uno de los ocho finalistas de la ronda internacional de la FMS, este sábado en el Club Hípico.Teorema será uno de los ocho finalistas de la ronda internacional de la FMS, este sábado en el Club Hípico.
Teorema será uno de los ocho finalistas de la ronda internacional de la FMS, este sábado en el Club Hípico. 

La corta vida de Mateo Cervera Machuca se puede pasar por flashes. A los 11, cuando compuso su primera canción para presentarla en un concurso de talentos, y cuando también perdió a la mamá, quien fuera su principal impulsora artística. A los 13, cuando empezó a tirar rimas por los colectivos de Cañete, su pueblo natal, al sur de Chile, o a través de Skype, con cualquiera que se pusiera enfrente de la webcam. Y a los 17, cuando le ganó una final al ingente Azcino y tomó impulso para lo que vendría. Ahora, a los 20, Teorema es el último campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos de su país  y el primero en la tabla de la Freestyle Master Series chilena , tres puntos arriba del segundo. Así está hoy una de las más gratas apariciones del freestyle latino de los últimos años –por potencia y capacidad discursiva– y una de las figuras de la segunda jornada de la FMS Internacional , que se disputará este sábado en el Club Hípico Argentino y tendrá a los locales Dtoke y Cacha, los españoles Skone y Chuty, los mexicanos Zticma y Jony Beltrán, y al también trasandino Acertijo.

Esa rápida secuencia de flashes colocó a Teorema como un estandarte dentro de la nueva oleada de improvisadores desde las tierras de Kaiser, y así será este sábado en el Hípico, durante la segunda jornada de la FMS, cuando protagonice uno de los cuatro cruces de la competencia mundial que busca desarrollar la profesionalización del freestyle en un formato de liga. “Es uno de los formatos que más me gustan, aunque hasta ahora no siento que haya conseguido conciliarme al cien por ciento con él, porque en los entrenamientos me salen cosas mucho mejores que en el escenario y quiero aumentar mi efectividad”, explica el rapero desde su casa.

Enfrente tendrá al mexicano Zticma, que por un puñado de letras y miles de kilómetros no es el mismo que cita como una de sus principales influencias como MC novel. “De chico miraba mucho a Stigma y a Mcklopedia, por el discurso que traían frente a muchas cosas que estaban establecidas en las batalles”, reconoce Teorema. “Cuando compitió en España, Mcklopedia sufrió episodios de racismo, le decían cosas como ‘venezolano, vuélvete a tu país’, y él los dejaba plantados con conciencia. Ambos marcaron una especie de segunda escuela en el freestyle, mostraron que se podía hacer algo distinto.”

El MC chileno transita la previa a la competencia, justo el momento que dedica a descansar y arar con sus propios bueyes, según dice: “Entrené varias semanas atrás, preocupándome por el formato. Es como que ya estudié para el examen, ja. Ahora estoy tranquilo, descansando, haciendo ejercicios que me dio el fonoaudiólogo para la respiración... y rapear con amigos, eso lo hago siempre”, desliza. El primer acercamiento a la música lo tuvo de muy chico, gracias a su mamá, que lo incentivó a escribir poesía y escuchar distintos tipos de música, principalmente heavy metal. Así se hizo fanático de Rage Against The Machine: “Siempre quise guitarrear y cantar en una banda de metal. Quizás esa influencia no se nota tanto en mi freestyle porque no me ponen muchas bases metaleras, pero sí en el rasgado y la potencia de la voz, que es uno de mis factores principales”.

 

Las raíces de Teorema recrudecen ahora que trabaja en un disco de trap metal, que sacará cerca de fin de año y significará su primer lanzamiento profesional después de N.I.D.O. (2016) y Renacer (2017). “Han sido muchos meses de grabación, armado de instrumentales y diseño; ahora estamos agregando instrumentos reales y los efectos pertinentes. Es una combinación híbrida, con algo de rap pero con la batería más fuerte. También estoy trabajando un disco de rap con mi crew, Fuck The System.”

¿Por qué creés que se da ese paso masivo desde las batallas hacia el trap?

--Hago trap desde 2016, y lo veo como un refresco. Son sonidos nuevos abiertos a la combinación y la innovación, y que a uno como artista lo llaman solos, sobre todo si se viene desde la música urbana. Me gusta esa cosa oscura desde los tonos y los bajos fuertes, algo que veo que se explota más en Estados Unidos y Europa que en Latinoamérica.

El freestyle parecería estar en su mejor momento, en cuanto a niveles y exposición. ¿También lo ves así desde dentro?

--En cuanto a contenido y viralización, es así. Dentro de los países que son potencia de freestyle hay una especie de carrera generada, por lo que nos podemos dedicar a tiempo completo, sin preocuparnos tanto por otras cosas. Eso significa que se está profesionalizando cada vez más, nos hemos convertido en figuras públicas a las que llaman marcas para hacer comerciales, como si fuésemos actores o futbolistas. Es muy accesible, cualquiera puede hacerlo, no es un deporte que exija ciertas facultades físicas o clase social para poder lanzarse.

¿Parte de esa evolución tiene que ver con el desplazamiento de ciertos discursos discriminatorios en favor de otras discusiones?

-- Era un espacio en el que mucha gente se sentía discriminada, directa o indirectamente. Nosotros vinimos para romper con eso en el freestyle. Actores como Arkano en su momento, o Wos ahora, más tantos otros freestylers que han tenido un discurso diferente acerca de violencia de género o discriminación. El freestyle estaba muy inmerso en los machismos, era común escuchar “Tu hermana esto o aquello”, vulgaridades del siglo dieciséis que no me gustan, y cuando improviso, quiero hacer cosas que a mí me gustaría escuchar. Hay que refrescar el panorama. Un par de freestylers todavía lo hacen, pero se va erradicando de a poquito.

Este año volviste a la Red Bull y la ganaste. Habías competido de más chico y después dijiste que no volverías, por cuestiones ideológicas. ¿Qué pasó en el medio?

-- Las marcas están ahí. La manera en que uno utiliza los medios para entregar el mensaje que quiere cambia el sentido de utilización de la marca. La marca me utiliza a mí como imagen, y a mí, más que la imagen, me interesa el mensaje que quiero dar al público, que es lo que importa en el freestyle. Muchas cosas están pasando dentro de mi tierra y sentí que era inmaduro no usar ese espacio para visibilizar aquello que uno cree importante. Reflexioné bastante, lo conversé con harta gente y sentí que tenía que entrar, porque me estaba cerrando una oportunidad. Siempre apunto a dar pasos efectivos en mi carrera, mejorar, ayudar a los que me rodean. Hasta ahora, siento que fue una de las mejores decisiones que pude haber tomado.

* Teorema competirá en la FMS Internacional este sábado desde las 18 en el Club Hípico Argentino de Buenos Aires, Av. Pres. Figueroa Alcorta 7285.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ