Masiva marcha contra el ajuste de los gremios estatales
La bronca estalló en la plaza
La confluencia de docentes de Amsafé y Sadop y los municipales de Festram se convirtió en una movilización de los sindicatos del sector público, expresiones políticas y organizaciones sociales que sorprendió por la masiva convocatoria.
Dirigentes de Amsafé, Sadop, municipales y ATE estuvieron en la cabecera de la marcha.Dirigentes de Amsafé, Sadop, municipales y ATE estuvieron en la cabecera de la marcha.Dirigentes de Amsafé, Sadop, municipales y ATE estuvieron en la cabecera de la marcha.Dirigentes de Amsafé, Sadop, municipales y ATE estuvieron en la cabecera de la marcha.Dirigentes de Amsafé, Sadop, municipales y ATE estuvieron en la cabecera de la marcha.
Dirigentes de Amsafé, Sadop, municipales y ATE estuvieron en la cabecera de la marcha. 

Desde Santa Fe

La plaza de Mayo parecía una postal de los '90: una multitud enojada por el ajuste y discursos combativos. La consigna de la marcha era clara: reclamarle al gobierno de Miguel Lifschitz que reabra las paritarias ahora y no el año que viene. Se lo piden los docentes que ya llevan siete días de paro ‑-el de hoy será el séptimo-‑, los municipales que tomaron como una "apretada" llamarlos a conciliación obligatoria doce horas antes de la huelga de esta semana y los trabajadores públicos. Ayer, se lo volvieron a plantear frente a la Casa Gris, desde la tribuna y en todos los tonos. La secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, dijo que los maestros "no se van a quedar de brazos cruzados mientras los sectores populares se empobrecen". Su compañero de Sadop Rosario, Martín Lucero, coincidió que "no hay situación más indignante que estar de espaldas al pueblo trabajador". Y el líder de Festram Claudio Leoni, advirtió: "Si tenemos que enfrentar a Mauricio Macri y a Lisfchitz, lo haremos. Le vamos a decir que no al ajuste. ¡Escuchen! Porque cuando los pueblos agotan su paciencia, suelen hacer tronar el escarmiento". Una cita conocida.

Lo que nació como una confluencia de los docentes de Amsafé y Sadop y los municipales de Festram se convirtió en una movilización de los sindicatos del sector público, expresiones políticas y organizaciones sociales. Lo que sorprendió fue la convocatoria: "Más de 20 mil personas", anunciaron desde el palco. Pero si hubiera alguna duda, una columna compacta se extendió desde la Legislatura hasta la plaza de Mayo, a lo largo de cuatro cuadras. Y cuando la cabeza de esa columna llegó a la plaza, ésta ya estaba llena.  

El primer orador y secretario gremial de Festram, Juan Medina, interpretó la protesta como "una crónica de lo que iba a ocurrir". Es lo que el gobernador se "niega a ver" por su "sintonía" con Macri y por que los "medios hegemónicos" le baten el parche que "en Santa Fe no pasa nada". Medina hablaba del desplome de los salarios: "Hoy decimos basta".

Después, siguió el adjunto de Festram y líder de los municipales de Rosario, Antonio Ratner: "Esta es una plaza colmada como pocas veces se ha visto en reclamo de paritarias". Y le apuntó a Lifschitz, a quien llamó "delegado del gobierno nacional" porque "no está comprometido con los trabajadores de la provincia", sino con otros "intereses", chicaneó. Ratner dijo que el intento de dictar la "conciliación obligatoria" doce horas antes del paro de los municipales -‑de ayer y hoy‑- era una "apretada". "Estamos cansados de este tipo de cosas. Nos sacaron poder adquisitivo y si no lo recuperamos este año, el que viene estamos condenados a discutir salarios a la baja. No agachemos la cabeza, peleemos por lo nuestro", planteó.

Leoni redobló la crítica a Lifschitz. "Debería darle vergüenza a un gobierno progresista pagar tres pesos por la ayuda escolar". Y sintetizó la pérdida del poder adquisitivo: "Más tarifazos, inflación y una canasta familiar que supera los 15 mil pesos y nos manda por debajo de la línea de pobreza. Eso no lo vamos a permitir. Esta plaza le tiene que decir que no al ajuste y a la violación de derechos y sí a la paritaria y al aumento salarial".

El secretario general de ATE, Jorge Hoffmann y después, Lucero advirtieron sobre el ajuste. Lucero llamó "hipócrita" al ministro de Gobierno, Pablo Farías, porque dijo que la inflación no superó el aumento otorgado en febrero al sector público. "Farías se comunicó con la gobernadora de Buenos Aires para preguntarle por qué abrieron la paritaria y cómo hicieron. Es una vergüenza, lo que llaman consulta es pedirle permiso al gobierno nacional". "No nos chupamos el dedo", desde que Macri "mandó la Gendarmería, autorizó la emisión de bonos (por 500 millones de dólares), en Santa Fe no se habló más de paritarias y de inflación. Si tienen un acuerdo con Macri, que lo digan y lo pongan arriba de la mesa", desafió.

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ