No se podrá fumigar a menos de mil metros de viviendas y escuelas 
Fallo contra las fumigaciones en Exaltación de la Cruz 
Las fumigaciones han sido moneda común en zonas urbanas y rurales de Exaltación de la Cruz. Las fumigaciones han sido moneda común en zonas urbanas y rurales de Exaltación de la Cruz. Las fumigaciones han sido moneda común en zonas urbanas y rurales de Exaltación de la Cruz. Las fumigaciones han sido moneda común en zonas urbanas y rurales de Exaltación de la Cruz. Las fumigaciones han sido moneda común en zonas urbanas y rurales de Exaltación de la Cruz. 
Las fumigaciones han sido moneda común en zonas urbanas y rurales de Exaltación de la Cruz.  
Imagen: Twitter

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Campana dio lugar a un reclamo de vecinos de Exaltación de la Cruz y estableció que “todas las pulverizaciones terrestres deben ser alejadas a mil metros de cualquier vivienda y escuelas” del distrito.

El fallo marca la “prohibición de agrotóxicos y/o plaguicidas en su utilización terrestre, a distancias inferiores a mil metros de límite de toda zona poblada y de zonas de protección ambiental, así también como de establecimientos educativos, incluso rurales”. En Exaltación de la Cruz ya rige una ordenanza municipal que desde el 26 de marzo pasado prohíbe las pulverizaciones aéreas.

En el caso de las escuelas, para la Cámara “las aplicaciones deberán efectuarse fuera del horario de funcionamiento y con una diferencia de al menos doce horas del mismo”.

Fabián Maggi, de la red de Abogados de Pueblos Fumigados y la de Soberanía Alimentaria, celebró que hubiera primado "el derecho colectivo”. El letrado explicó que la denuncia fue promovida por un vecino. “En primera instancia el juez dijo que una persona no podía reclamar sobre la protección de una escuela", recordó Maggi, quien detalló que en segunda instancia, la Cámara de Apelaciones desechó esa postura y determinó que una persona sí podía "reclamar por la protección del interés colectivo”.

El grupo Exaltación Salud también saludó el fallo. “No tenemos más que palabras de profunda satisfacción por esta medida, que no consideramos que sea un triunfo, ya que alejar los venenos no es suficiente". "La única solución vendrá de la mano de un modelo productivo que no involucre tóxicos”, agregó el colectivo.

A través de Facebook el mismo grupo remarcó que el fallo “señala lo que veníamos denunciando, la desidia municipal”, y celebró que no fuera necesaria una personería jurídica para entablar una demanda de protección colectiva de bienes naturales comunes: “el solo hecho de estar en un lugar dónde se vulnere la protección de la salud y el ambiente constituyen a una persona en denunciante legítimo de estos crímenes ambientales”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ