Inauguró obras en la ruta 8 y criticó la corrupción
La campaña solitaria de Macri
A Macri sólo lo acompañó el ministro Dietrich.A Macri sólo lo acompañó el ministro Dietrich.A Macri sólo lo acompañó el ministro Dietrich.A Macri sólo lo acompañó el ministro Dietrich.A Macri sólo lo acompañó el ministro Dietrich.
A Macri sólo lo acompañó el ministro Dietrich. 

En soledad y con el fantasma de “la corrupción” del adversario como eterno caballito de batalla, Mauricio Macri continuó ayer en Pergamino su campaña electoral con vista a las elecciones generales de octubre. “Las obras han dejado de ser sinónimo de la corrupción” y “hoy se hacen con precios competitivos”, afirmó el presidente al recorrer obras en la Ruta 8. “Estas obras no las hemos encarado por un tema electoral, rápido, mal hechas y con parches”, aseguró, acompañado apenas por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, mientras la gobernadora María Eugenia Vidal mantiene una prudente distancia. Supuestamente, se mostrarán juntos el martes que viene.

Macri volvió a culpar a los electores que le propinaron una dura derrota en las PASO del mes pasado como responsables de la crisis económica pero, cual piloto de tormentas, anunció que “acá estoy, haciéndome cargo". "Por eso hemos tomado medidas, porque hay que ocuparse de la urgencia pero también hay que pensar en el futuro y este cemento tiene que ver con el futuro”, dijo en referencia al asfalto. “Estamos debatiendo sobre el futuro y todos al final queremos lo mismo: trabajo y paz”, continuó, antes de pedir que por favor lo voten para intentar revertir los 16 puntos que le sacó el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. “En estos avances que hemos hecho, que son muchos aunque faltan, quiero reiterarles que nos acompañen para seguir trabajando junto a ustedes", rogó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ