La diputada Verónica Benas y la Unidad Regional IX
"Hay una policía que da miedo"
La diputada del Frente Progresista lo dijo al advertir sobre"prácticas" sistemáticas en la Unidad Regional IX de Reconquista.
"Es muy preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad", dijo Venas."Es muy preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad", dijo Venas."Es muy preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad", dijo Venas."Es muy preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad", dijo Venas."Es muy preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad", dijo Venas.
"Es muy preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad", dijo Venas. 

Desde Santa Fe

"La policía de la provincia da miedo". Lo dijo la diputada del Frente Progresista Verónica Benas al advertir sobre "prácticas" sistemáticas en la Unidad Regional IX de Reconquista, donde un escuadrón de la Guardia de Infantería desfiló al grito de "matar y morir" y terminó el "entrenamiento" con un simulacro de represión, las tareas de inteligencia y espionaje a partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales, el acoso a jóvenes de barrios vulnerables y casos de "tormentos" que no se denuncian por temor a represalias. "Es muy preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad", dijo la legisladora a Rosario 12. ¿Por qué sucede esto? "Entendemos que hay cierta connivencia entre los representantes de la justicia y el funcionamiento de la Policía y un cierto aval político", alertó.

Benas impulsó el pedido informes -que la Cámara aprobó el jueves- para pedirle explicaciones al Ministerio de Seguridad por el "entrenamiento" de la Guardia de Infantería de Reconquista en la III Brigada Aérea, el desfile hasta la Jefatura de Policía al trote y al grito de "venimos a matar y a morir aquí también" y el cierre del curso con un simulacro de represión. El miércoles, la legisladora participó en una audiencia de la comisión de Derechos y Garantías, en el anexo de la Cámara, donde referentes de Norte Amplio por los Derechos Humanos y del Foro contra la Impunidad y por la Justicia de Santa Fe presentaron pruebas, no sólo del desfile de los "infantes de la muerte" como los llaman, sino también del espionaje a organizaciones sociales y políticas y otras "situaciones muy graves del accionar policial", comentó.

Hay pruebas del desfile de los "infantes de la muerte" como los llaman, y también del espionaje a organizaciones sociales y políticas.

"La verdad que a esta altura, en 2019, que policías desfilen como si fueran cruzados, con un estandarte religioso y vociferando ante la población: 'venimos a matar y a morir', es terriblemente preocupante porque es instalar una política de terror en la comunidad".

"Y no son hechos aislados", siguió Benas. "En la comisión de Derechos y Garantías nos aportaron denuncias concretas de las prácticas" en la Unidad Regional IX "respecto de policías que cometen actos de tormentos y quedan impunes. Es tan grave, que el abogado que patrocina un caso puntual de torturas prefirió no hacer la denuncia en la zona y radicarla en Santa Fe".

"Entendemos que hay cierta connivencia entre los representantes de la justicia y el funcionamiento de la Policía y un cierto aval político para esto suceda. No me imagino que en Santa Fe o en Rosario marchen efectivos (de la Guardia de Infantería) al grito de que vienen a 'matar o a morir' y que nadie diga nada. Nosotros culturalmente no lo aceptaríamos. ¿Y por qué hay que aceptarlo en el norte de Santa Fe? Si somos una provincia que debería tener una política de seguridad homogénea. Esto es inaceptable en cualquier lugar del país y del territorio provincial", planteó la legisladora.

-¿Y los casos de espionaje?

-Tenemos las pruebas. Son partes de inteligencia de la Policía que incluso se envían a periodistas con actividades de distintos espacios políticos y movimientos sociales a los que espían -respondió Benas. Comentó dos seguimientos sobre los que ya informó este diario: al Movimiento Evita, el Polo Obrero y el Movimiento Territorial Liberación (MTL) el 28 de agosto y al Sindicato de Trabajadores Papeleros de Tacuarendí, al día siguiente. "Esto viola la ley de Seguridad Interior. Es serio. La actividad de inteligencia está prohibida, la hacen solapadamente y la difunden. Entendemos que si hacen espionaje a organizaciones sociales es porque han recibido órdenes de las autoridades superiores para hacerlo. Vamos a tratar de desmadejar esta situación para ver quiénes son los responsables y qué conocimiento tiene el Ministerio de Seguridad de la provincia respecto de estas actividades", agregó.

En el recinto de la Cámara, Benas pidió explicaciones al Poder Ejecutivo por esta "insólita actitud intimidatoria" de los infantes Reconquista que desfilaron al grito de "matar y morir" como un "escuadrón de guerra", según lo calificó el dictamen de Derecho y Garantías. "Esto de ninguna manera expresa a una Policía de la democracia en Santa Fe. El rol que debe cumplir la fuerza de seguridad es cuidar a la gente y no matar o morir". "Le pedimos al Ministerio de Seguridad que nos aclare cuáles son los conceptos que justifican esta formación, quién controla los contenidos y qué convenios hay para que el entrenamiento se haga en una Base Aérea".

Benas puso en foco también el simulacro de represión en el cierre del curso, donde los policías que participaron" eran sometidos "a una especie de tortura" bajo un chorro de agua a alta presión y "resistían eso". La gente en la calle miraba esto. "¿Qué pueden pensar los ciudadanos, los más jóvenes, los niños de Reconquista que vieron semejante desfile. Da miedo nuestra policía".

"Estamos muy preocupados por las prácticas de la Policía de Santa Fe", cerró Benas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ