Encuentro en ATE por Malvinas y el Atlántico Sur
Por una nueva soberanía nacional
Con una verdadera plataforma para el cambio que viene y una promesa clave de Alberto Fernández, se discutió el tema.
Luis Bruschtein, de Página/12, durante el encuentro.Luis Bruschtein, de Página/12, durante el encuentro.Luis Bruschtein, de Página/12, durante el encuentro.Luis Bruschtein, de Página/12, durante el encuentro.Luis Bruschtein, de Página/12, durante el encuentro.
Luis Bruschtein, de Página/12, durante el encuentro. 
Imagen: Adrián Pérez

Frente a ex combatientes de Malvinas, el gobernador electo de la provincia de Tierra del Fuego Gustavo Melella, cerró la jornada La Soberanía para la Argentina que se Viene, en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la Capital Federal. "Apenas asumamos el 17 de diciembre vamos a poner en funcionamiento la Secretaría Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur", adelantó el fueguino ante el aplauso de todo el auditorio. De la jornada organizada por el Grupo Político por la Soberanía (GPS) también participó la ex embajadora argentina en el Reino Unido y ex diputada nacional Alicia Castro y el periodista de Página 12 Luis Bruschtein, entre otros especialistas en el tema.

Melella reconoció el compromiso del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, con la lucha por la soberanía de las Islas Malvinas. Contó que el ex jefe de Gabinete aceptó incluir un punto más en el acuerdo que había firmado en Rosario con los gobernadores, antes del cierre de campaña. "Dijeron 5 puntos, nosotros les pedimos 6. El que agregamos es que cuando sea presidente denuncie el Acuerdo de Madrid I y II", destacó el intendente de Río Grande. Este pacto bilateral, firmado en 1989, daba por finalizada la disputa por las islas entre el Estado argentino y el británico y se fijaba un "paraguas de soberanía". "Esto no es menor. Para nosotros es una obligación hacerlo. Para él no. Podría haber dicho esto no. Que un candidato a presidente haya tenido una posición tan clara y firme es para agradecerle en nombre de todo el pueblo. Esto va a cambiar la historia", remarcó.

Antes del cierre de Melella, el ex combatiente y presidente de GPS, Edgardo Esteban, definió a su agrupación no solamente un centro de héroes de Malvinas, sino como una "construcción que quiere mirar hacia el futuro, aportar ideas, militar la causa Malvinas estando en el territorio y conversando con los funcionarios. No queremos pedir para nosotros, queremos contribuir para la lucha que significa la sobernaía, que no es solo marítima, ni territorial. Es cultural, social, educativa". Desde la primera fila, lo miraba el secretario general de ATE de la Capital, Daniel Catalano, anfitrión durante la tarde. Esteban cuestionó la facilidad con la que el macrismo destruyó algunas de las victorias de la gestión anterior, como la Ley de de Servicios de Comunicación Audiovisual, y convocó al desafío de "hacer los vasos lo suficientemente duros para poder resistir a esas piedras y que quien venga no las rompa tan fácilmente", dijo en alusión a la metáfora del sociólogo Pierre Bourdieu.

Alicia Castro participó de un panel junto con el ingeniero especialista en telecomunicaciones y docente universitario de la UBA Ariel Garbarz, el ex director del Instituto Antártico Argentino Mariano Mémolli y Julio César Urien, presidente de la Fundación Interactiva para promover la Cultura del Agua (FIPCA). "Me pareció un fenómeno que con todo el aparato comunicacional que el Gobierno tiene en la Ciudad de Buenos Aires, con la segmentación de audiencias, los estemos derrotando con una cumbia", dijo la ex embajadara en referencia al hit cumbiero anti Larreta, Si vos querés, y el auditorio estalló en risas. Sobre su participación en la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner, dijo: "Nosotros, en la década pasada, defendíamos a Malvinas como una causa regional, no solo Argentina. Estaba todo nuestro continente rechazando la existencia de un anclaje neocolonial al sur de nuestro continente", recordó la ex diputada.

La jornada terminó con la arenga "Patria sí, colonia no". Antes de cerrar su discurso, Melella recordó que el gobierno de Cambiemos "puso de garantía ante el FMI todos los recursos naturales nacionals, provinciales y municipales, por si no llegamos a pagar. No hay mayor entrega a nuestra soberanía que esta".

Informe: Antonio Riccobene

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ