Fallo favorable a un suscriptor de un plan de ahorro
Freno de mano al abuso

Un juez del fuero civil y comercial de Rosario hizo lugar a la demanda de un ciudadano suscriptor de un plan de ahorro, que accionó contra la compañía comercializadora de Volkswagen Argentina por las cláusulas abusivas del contrato, lo que redundó en un notorio incremento de la cuota mensual.

La presentación legal recayó en el juzgado civil y comercial a cargo de Carlos Cadierno, y la llevó un hombre que en 2014 suscribió un plan de ahorro de 84 cuotas para comprar un automóvil modelo Gol Trend de esa marca alemana.

De acuerdo con la información publicada por el portal especializado Tiempo de Justicia, los problemas para el cliente comenzaron a partir de la cuota 28, cuando la empresa empezó a facturarle conceptos que no habían sido autorizados en la contratación original.

La situación se puso más espesa aún cuando tiempo después recibió una nota de Volkswagen SA de Ahorro para Fines Determinados: allí le informaban que "por cambios macroeconómicos en el país (...) el valor de los vehículos a nivel nacional se incrementaron".

El suscriptor acudió a la Justicia e intimó el cese inmediato del débito mensual y reclamó el reintegro de las sumas correspondientes a débitos varios que él señalaba como indebidos e ilegítimos.

El juez le dio la razón y sostuvo en su dictamen que "la ley tiene por objeto la defensa del consumidor o usuario, asegurando la plenitud de sus facultades de información, elección y exigencia". Asimismo, destacó el juez que la conducta desplegada por Volkswagen "es claramente violatoria al deber de información". Agregó en el fallo que el Código Civil y Comercial de la Nación y en el artículo 4° de la Ley de defensa del consumidor se establece que "el proveedor está obligado a suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que provee, y las condiciones de su comercialización".

Concluyó el juez Cadierno que la compañía demandada "no cumplió con el deber de información correspondiente a su cargo y procedió a la modificación unilateral de las cláusulas contractuales, existiendo una conducta abusiva y colocando al cliente en una situación de incertidumbre respecto a los conceptos debitados".

 

Por todo eso, el juez impuso a Volkswagen el reintegro de los cobros indebidos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ