La proliferación de armas en la agenda del Concejo
Tantos fierros dando vuelta

El Concejo Municipal de Rosario, por medio de una iniciativa de la concejala Norma López (foto), realizó ayer una reunión dada la cantidad de episodios en los que resultaron heridos por armas de fuego menores de edad en esta ciudad. "El detonante fue el caso de Benjamín Biñale, desde el Concejo Municipal ya veníamos trabajando en este tema. La intención es aportar desde un espacio amplio, ver qué acciones podemos generar para avanzar en conjunto. El punto de partida es el mercado ilegal de armas; las balas perdidas y las balaceras, tienen que ver con el acceso a las armas de fuego fácilmente por parte de la ciudadanía, a la resolución de conflictos interpersonales y a las economías delictivas y el control de los gobiernos sobre el uso de armas", afirmó la presidenta del Bloque FPV/PJ.

La cita tuvo lugar en el Palacio Vasallo y se llevó a cabo con el objetivo de poder evaluar y analizar en conjunto políticas públicas de prevención más efectivas que se puedan desarrollar con mayor eficiencia en materia de seguridad y contención a las personas.

De la reunión participaron los concejales Gabriel Chumpitaz y Pedro Salinas, presidente e integrante de la Comisión de Seguridad; representantes de la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes; Seguridad Comunitaria, Asistencia a las Víctimas y Análisis Criminalístico del Ministerio de Seguridad de Santa Fe y de las Secretarias de Salud y Desarrollo Social de la Municipalidad de Rosario. También asistieron representantes del diputado Carlos Del Frade y de la concejala Verónica Irizar.

De acuerdo con los registros de la Anmac según la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac, ex Renar), en la provincia de Santa Fe hay 100.313 usuarios registrados que declararon 164.559 armas, pero especialistas en la materia estiman que las armas no declaradas duplican la cifra: serían alrededor de 300.000 en la provincia. Las estimaciones a nivel nacional indican que por cada arma de fuego legal hay una ilegal, pero ese índice puede variar según las situaciones específicas en cada territorio. En el Gran Rosario, según afirmó el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, el cálculo es que por cada registrada existen dos o tres clandestinas. Si esto se cumpliera en todo el territorio provincial, una estimación cauta arroja que hay unas 330 mil armas en Santa Fe, entre el número blanco y el negro. Otra cifra a destacar es que el 98 por ciento de la nómina son hombres, con sólo 2 por ciento de mujeres en la lista.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ