¡Lo vi en Instagram!
Por qué seguimos a @GAYSOFLATECAPITALISM
Una cuenta gestionada por unx anonimidad dispara con humor cáustico desde dentro mismo de la comunidad a la que pone en la mira.
Consigna textual presente el verano pasado en una fiesta Hiedrah, recuperada por @gaysoflatecapitalismConsigna textual presente el verano pasado en una fiesta Hiedrah, recuperada por @gaysoflatecapitalismConsigna textual presente el verano pasado en una fiesta Hiedrah, recuperada por @gaysoflatecapitalismConsigna textual presente el verano pasado en una fiesta Hiedrah, recuperada por @gaysoflatecapitalismConsigna textual presente el verano pasado en una fiesta Hiedrah, recuperada por @gaysoflatecapitalism
Consigna textual presente el verano pasado en una fiesta Hiedrah, recuperada por @gaysoflatecapitalism 

LO GAY Y LO TARDÍO

El único link que vemos en la bio de la cuenta @gaysoflatecapitalism, algo así como homosexuales del capitalismo tardío en criollo, es uno que lleva a la flamante cuenta de Twitter con el mismo nombre. En esa cuenta vemos menos de una decena de posteos con poca actividad, pero que dejan en claro el recorte y la intencionalidad (de una ironía cáustica, si las hay) que cierta anonimidad maneja detrás de las cuentas en cuestión.Una vez más nuestra comunidad, más que nada la masculina gay cis, queda en la mira. Pero con humor. Un humor desde adentro. Uno que parece querer llamar a la reflexión y al abandono, o al menos al cuestionamiento, del estereotipo. Vayamos al caso.

Marley, Mirko y Brittany se reencuentran.

El primer video posteado en la cuenta de Twitter es un fragmento de una entrevista que le viene a hacer el conductor Marley, con su hijo Mirko en brazos, a Brittany: dueña del vientre subrogado en el que el bebé fue gestado. El conductor entra al lugar en el que la mujer espera ser sorprendida. Él le habla a su hijo sin dejar de dirigirse, al mismo tiempo, a su micrófono con funda de espuma roja: “Nos vamos a reencontrar con Brittany, la mujer que te llevo en su panza, eh, durante 9 meses.” Cuando Marley le pregunta a Mirko si se acuerda de ella, el bebé contesta en el micrófono, muy desenvuelto, en un lenguaje alienígena. Al pasar a la mesa, cierta tensión y una falsa camaradería bien televisiva se respira en el aire de la situación. Muy lanzada y, hay que decirlo, valerosamente Marley le pregunta a la madre biológica de su hijo por qué decidió subrogar su vientre a lo que, luego de una carcajda un poco incómoda, Brittany responde que siempre había querido ayudar a una familia y que ese fue el motivo. En paralelo, Mirko sumerge su manecita completa en un vaso de agua sobre la mesa mojando todo el mantel. Más risas incómodas. Fin del clip.

¿Acaso hay alguna otra situación que pueda dejar más en claro esta tensión entre el estado avanzado de capitalismo en el que vivimos, en donde todo tiene precio, y el anhelo de la paternidad biológica de un gay cis mediático? @gaysoflatecapitalism no busca una respuesta, aunque sí le interese poner la causa sobre la mesa. Problematizar sin juzgar. Señalar y decir: esto pasa. “Son fotos de noticias, prints de Grindr, re-posteos, etc. que nos íbamos mandando con amigos con el fin de asombrarnos y reírnos pero también reflexionar, y se fueron juntando.”, me cuenta por mensaje privado ciertx anónimx a cargo de la cuenta.

Portal de prensa española reciente compartida recientemente en la cuenta.

Otro posteo muestra una captura de pantalla de cierta nota periodística cuyo titular dice: “La policía sale del armario: No somos como los que nos perseguían hace 40 años.”, y arriba vemos una foto con dos parejas masculino-femenina con su traje de canas y una cortina de arcoiris detrás muy estilo marcha del orgullo. Ni lerda ni perezosa la audiencia comenta en el post: “Sólo 40 años?”, pone @lolito_chan; “pero son parejas hétero!”, retruca @leonorsilvestriok; “y van a desfilar en un camión hidrante? xD”, postea @mucha_chx y los remates finales son para @leyendoconpepe, con su comentario: “Eso es una fiesta fetish, no me jodás”, y para @en_el_conu que cierra con: “No, peores”.

LENTO MOVIMIENTO

Como podemos leer la cuenta tiene una comunidad por ahora pequeña pero bien atenta y activa. Es que no hay manera de no sentirse tocade por muchas de los contenidos compartidos aquí. “Lo que intento hacer es tratar de mostrar cómo el capitalismo va asimilándonos, al menos desde mi punto de vista me parece sospechoso mucho de lo que veo que se plantea como revolución o que está cambiando el mundo y creo que a varios también les pasa lo mismo.”, continúa la anonimidad que me escribe por mensaje privado y agrega un punto fundamental: “Por eso no pongo comentarios ni hago memes, no hay intención de daño, es simplemente que todo eso que anda dando vueltas por las redes, por separado pasa desapercibido.” Pero sigamos recorriendo hits de la cuenta.

Vemos en otra foto la puerta de un local comercial en el que entre las tarjetas aceptadas se incluye un cartel con los colores del arcoiris y de fondo y sobre estos la palabra “YOU”, o vos en nuestro idioma. Más claro.

En otra foto vemos un primer plano de cierta masculindad con una media de red negra rota justo arriba de sus bigotes, sus labios muerden un volante en el que se lee: “100% carne trans, EN MI COLA ACABAMOS CONTRA TODA AUTORIDAD, ricos y dotados de autonomía sexual”, debajo @otrovirgen rápidamente comenta: “Sí, por las mañanas profe y el resto del día puta, hablame por mensaje privado y te mando precio.”

La foto de Flavio Mendoza que funciona como la principal de la cuenta actualmente parece una de Marcos Lopez: colores saturados, sonrisa sacada, dos perros de raza escoltando a su bebé, sol pleno.

El bailarín Flavio Mendoza con su hijo y sus dos perros.

“La función principal de @gaysoflatecapitalism es reírnos de nosotros y de esta época que es rara, la atomización de Grindr, la precarización disfrazada de algo cool o de libertad, cuando al fin y al cabo es neoliberalismo puro y duro, ese es el punto donde me interesa aportar algo.” Por si no queda clara la postura tomada aquí, basta ver el último posteo compartido al cierre de esta nota.

Último posteo compartido en la cuenta al cierre de esta nota.

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ