El gobernador detalló los cuatro puntos del acuerdo
El encuentro entre Lifschitz y Perotti
Postergar el envío del presupuesto 2020 hasta diciembre, congelar licitaciones, bajar el ritmo de obras públicas y blanquear los contratados por ley. "Fue una buena reunión de una hora", dijo el gobernador.
Lifschitz dijo que 2020 será un año complejo.Lifschitz dijo que 2020 será un año complejo.Lifschitz dijo que 2020 será un año complejo.Lifschitz dijo que 2020 será un año complejo.Lifschitz dijo que 2020 será un año complejo.
Lifschitz dijo que 2020 será un año complejo. 

Desde Santa Fe

Miguel Lifschitz ofreció ayer detalles del encuentro a solas que tuvo el jueves pasado con Omar Perotti, en su despacho oficial en Rosario. "Fue muy buena reunión, en muy buenos términos", dijo el mandatario al revelar que durante más de una hora repasó con el gobernador electo la agenda económica y los números de la provincia. Un acuerdo político en el que Lifschitz aceptó todos los pedidos del sucesor. Uno ya se sabía -Rosario/12 lo anticipó la semana pasada-: el presupuesto de 2020 lo enviará Perotti a la Legislatura después del 10 de diciembre. Pero los otros se confirmaron ayer: Lifschitz prometió congelar las licitaciones de obras públicas y "bajar el ritmo" de las que están en marcha ("sobre todo las que tienen más impacto en el presupuesto" del año que viene) y se comprometió a que el blanqueo de los trabajadores públicos contratados sea por ley. El gobernador ratificó a Perotti su "voluntad" de terminar el mandato con una "gestión ordenada" y "colaborar" para que el electo la inicie "de manera tranquila, ya que todos suponemos que 2020 va a ser un año muy complejo en lo económico". Perotti le dijo que recién anunciará su gabinete después de las elecciones del 27 de octubre.

Lifschitz confirmó que el del jueves no fue el primer encuentro con Perotti, que ya había diálogo, pero es la primera vez que sintetiza el acuerdo político con el gobernador electo. "Repasamos todos los temas de la transición: económicos, licitaciones, obras y personal", reveló.

"Fue una muy buena reunión, en muy buenos términos". Y recordó que esa sintonía se remonta a cuando ambos eran intendentes, uno de Rosario y el otro de Rafaela. "Siempre hemos tenido una relación cordial, así que eso sirve también para transitar estos meses hasta el 10 de diciembre. Yo le manifesté nuestra voluntad para colaborar y contribuir de tal manera que terminemos la gestión ordenada el 10 de diciembre. Pero que también él pueda iniciar de manera tranquila y ordenada su gestión en 2020 que todos suponemos que va a ser un año muy complejo en lo económico", explicó el mandatario.

*Presupuesto 2020: Perotti "ratificó" a Lifschitz que el proyecto lo enviará él a la Legislatura después del 10 de diciembre. "Es un pedido razonable" ante la inestabilidad económica, señaló el gobernador. "La Constitución establece que el plazo para presentarlo es el 30 de setiembre, pero atendiendo al pedido" del gobernador electo "esta semana vamos a enviar un mensaje a las Cámaras para pedir autorización" y "postergar la presentación del presupuesto fuera de término después del 10 de diciembre".

*Licitaciones: Lifschitz dijo que acordó con Perotti congelar "las licitaciones que están en proceso y aquellas que aún no han sido convocadas, a los efectos de no comprometer el presupuesto del año 2020. Acordamos eso, salvo excepciones, como alguna obra en salud o educación que no pueden esperar. Ese es criterio que vamos a seguir", explicó.

*Obras públicas. "La idea -expresó el gobernador- es no detener ninguna de las que están en marcha. Las que tienen contratos firmados siguen adelante. Lo que sí estamos haciendo en algunos casos, sobre todo las que tienen mucho impacto presupuestario, es tratar de bajar un poco el ritmo de obra, sin detenerlas, pero bajando un poco el ritmo para acomodar mejor los números del presupuesto", señaló Lifschitz.

*Contratados. Perotti ratificó lo que su equipo de transición ya planteó por escrito: la designación y el blanqueo de los trabajadores públicos debe ser por ley.

-¿Hablaron sobre la crisis de seguridad? -le preguntaron a Lifschitz.

-Omar me hizo un comentario muy general. Obviamente, se mostró preocupado por la situación. Le describí la realidad en las distintas jurisdicciones. Y luego me manifestó que después de las elecciones del 27 de octubre iba a designar" a su gabinete y al ministro de Seguridad para tener "un vínculo más directo en el tema". "Yo le manifesté que eso era muy importante, porque hubo muchos cambios en el sistema penal y en la Policía. No es la misma justicia ni la misma Policía que teníamos hace diez o doce años atrás. Lo importante que los nuevos funcionarios puedan tomar contacto lo antes posible para avanzar en los detalles sobre el funcionamiento de la Policía en esta etapa", concluyó Lifschitz.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ