Delicia Canevari fue denunciada 
Concejala maltrató a un estudiante por ser peronista
Según el adolescente y varios testigos, la edila de Cambiemos y directora de una institución educativa en la ciudad de Metán le dijo que era “una lástima que sea peronista” y que lo iba "a reeducar”.
La concejala Delicia CanevariLa concejala Delicia CanevariLa concejala Delicia CanevariLa concejala Delicia CanevariLa concejala Delicia Canevari
La concejala Delicia Canevari 

El viernes por la tarde, mientras se desarrollaba la muestra “Palpitando Futuro”, en la localidad de Metán, ubicada en el sur de la provincia de Salta, la concejala Delicia Canevari (PRO), se acercó al stand de un estudiante de 17 años y le dijo que resultaba una “lástima que sea peronista”. La familia del adolescente hizo la denuncia en la Comisaría 30 de esa ciudad, asegurando que la edila “amenazó y discriminó” al chico. 

Canevari sostuvo que “es todo un invento por apoyar a Macri”.

“Ella empezó a decirle que era una lástima que él fuera peronista y que lo va a reducar”, dijeron a Salta/12 testigos que se encontraban al lado del stand del estudiante del último año del Colegio Secundario N° 7233 José Manuel Estrada.

Los testigos relataron que el adolescente se acercó a explicarle a la directora lo que tenía en exposición y ella empezó a increparlo. “Soy dueño de tener mi propia ideología”, respondió el estudiante. A lo que ella retrucó diciendo que lo iba a “reeducar”. “Discúlpeme, pero usted no me tiene que reeducar. A mí me educan mis padres. Y yo estoy muy bien y soy muy feliz yendo al colegio al que asisto”, respondió el chico.

La concejala siguió: “Ojo que el año que viene puedo ser tu directora”, contaron los testigos. La discusión fue subiendo el tono y tuvo que intervenir una docente de psicología. Canevari es, además, directora del Colegio Juan Carlos Dávalos y enseña la cátedra de Formación Ética y Ciudadana.

La madre del adolescente, Andrea Pavón, que confirmó este relato, sostuvo que el conflicto se originó porque su hijo es peronista y la concejala, de Cambiemos. “Ella no comparte la opinión del partido de mi hijo”, dijo Pavón. “Mi hijo no es un irrespetuoso ni nada (…) Me da bronca e impotencia”, lamentó la madre.

“Le agarró el brazo”, contó. Agregó que, como madre, no permitirá que la docente “haya amenazado y discriminado” a su hijo. Anoche, la familia presentó una denuncia en la comisaria 30 de Metán.

Por su parte, la concejala Canevari negó los hechos: “Es todo un invento por apoyar a Macri. Por apoyar a un gobierno serio y distinto como el que tiene este Presidente”, aseguró ante la consulta de Salta/12. “Seguramente la oposición se encarga de crear cosas como en otras oportunidades”, añadió. En relación a las fotos que empezaron a circular (como ésta), la edila afirmó que, “se ve a las claras que estamos riéndonos”, por lo que insistió en que “toda esta argucia forma parte de las campañas políticas”.

“Para mí los jóvenes son lo más sagrado y por quiénes brego todos los días de mis 33 años de docente”, continuó, “la ministra de educación, Analia Berruezo me conoce perfectamente cómo me conoce todo el Ministerio con mi brillante trabajo”.

Desde la cartera de Educación se decidió que la directora general de Nivel Secundario, Marta Merlo, mantenga en las próximas horas una reunión con ambas partes.

A mediación

La docente Iracema Da Silva contó a Salta/12 que denunció a Canevari por una situación similar: “Me dirigí al Juzgado de Violencia Familiar y de Género 1, a cargo del Carmelo Paz y radiqué la denuncia por maltrato. Intervino luego, la jueza Sylvia Bustos Rallé”, narró.

Da Silva relató que la jueza le dio la posibilidad de una mediación o continuar el caso con el Ministerio de Educación. “Yo decidí terminar ahí porque es muy desgastante todo el proceso”, dijo la docente. “Ella me pidió disculpas y yo las acepté”, agregó.

“Yo soy opositora al partido de ella. Yo soy kirchnerista y ella de Cambiemos”, dijo. En el caso de Da Silva, el conflicto se originó por una publicación de Facebook de la concejala que la docente comentó.

Añadió que cuando fue al colegio, Canevari “empezó a insultarme a los gritos”. Según la docente, la concejala decía que los kirchneristas son “ratas” y “ladrones”. La situación pasó a mayores y ella se metió en la preceptoría, pero la edila “intentó sacarme a los empujones. Terminó insultándome sobre mi vida personal con el patio lleno de alumnos”, relató.

Da Silva contó que elevó notas a la supervisora, a la Dirección General de Secundarios, “y así fue subiendo hasta tener una respuesta”. “No lo toleré”, detalló. “No podemos estar con gente al frente de una institución educativa que tenga este perfil”, concluyó la docente.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ