El ex ministro acompañó a Alberto Fernández por Junín y Chivilcoy
Randazzo, otro nombre que se suma a la unidad
Luego de mucho tiempo sin aparecer, Randazzo se mostró junto a Alberto Fernández en una recorrida por sus pagos bonaerenses. Aseguraron que no hablaron de un posible cargo. 

Ayer, Alberto Fernández dio un paso más hacia la unidad del peronismo. El almuerzo de tres horas que la semana pasada mantuvo con Florencio Randazzo dio un primer resultado concreto: el ex ministro de Interior y Transporte del kichnerismo aceptó formar parte de la recorrida de campaña del candidato a presidente del Frente de Todos por la cuarta sección electoral. Desde Buenos Aires y en auto recorrieron Junín, Chacabuco y Chivilcoy. En el pago chico de Randazzo, Fernández aseguró que “Florencio es alguien muy querido en esta región y además es muy querido por mí y por todos nosotros, así que estamos contentos de que nos esté acompañando ya activamente”, dijo. Agregó que aún no hablaron de la posibilidad de que vuelva a su antiguo ministerio, pero ya forma parte del espacio que aspira a derrotar a Mauricio Macri el 27 de octubre.

Fernández y Randazzo se conocen mucho. De hecho, el candidato a presidente del Frente de Todos fue su jefe de campaña en la última elección legislativa en la que perdió con Cristina Fernández de Kirchner. El tablero político se movió mucho, el peronismo y hasta la CGT se unieron y faltaba que el ex ministro de Transporte diera su apoyo a la actual fórmula opositora a Macri. En el almuerzo de tres horas que la semana pasada tuvieron en el hotel Faena ambos hablaron del futuro y el resultado de esa charla se materializó ayer: Randazzo se mostró en público y en campaña con el equipo del FdT después de mantener un perfil bajísimo en el que se dedicó a la actividad privada.

La primera posta de la recorrida de ayer fue Junín. Allí, en la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires (UNOBA), Fernández fue recibido por el candidato a intendente local del Frente de Todos, Mario Meoni, y en su discurso nombró dos veces a Randazzo, quien fue aplaudido por el auditorio. “El flaco” es reconocido en la zona. Formaron parte de la caravana, además de Fernández y Randazzo, el diputado Wado de Pedro, Santiago Cafiero, Miguel Cuberos, Fernando “Chino” Navarro y el vocero del candidato a presidente del FdT, Juan Pablo Biondi. Entre Junín y Chacabuco almorzaron en la parrilla La Carpa, que está en la ruta 7. En Chacabuco se sumó el ex titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, oriundo de la zona. Fernández hizo allí una defensa de la educación pública. 

“No es fácil decirle a alguien de Chacabuco que se tiene que mudar a La Plata o a Buenos Aires para estudiar, eso es desarraigo”, dijo y reivindicó las universidades que florecieron en el país en los 12 años del kirchnerismo. “Los traslados implican gastos que muchas veces las familias no pueden afrontar, por eso digo que si la gente no puede ir a la universidad, es la universidad la que tiene que ir a la gente”, remarcó. Más adelante, lamentó la fuga de cerebros. “Cada vez que vemos un científico desalentado que deja el país, sufrimos, porque retrocedemos como país de cara al futuro”. Del mismo modo, se refirió a la educación básica, al decir que “cada chico que deja de estudiar es un chico sin futuro”, en un contexto en el que “el 60 por ciento de los chicos menores de 14 años del conurbano bonaerense son pobres, tenemos que trabajar por esos chicos”. También hizo una defensa del trabajo de los docentes al pedirles que “no bajen los brazos” porque “la educación pública fue la que hizo grande a la Argentina”. 

El ex jefe de Gabinete celebró la educación superior que “molesta a una gobernadora que cree que los jóvenes pobres no llegan a la universidad”, en alusión a María Eugenia Vidal. “Recorro el país, y en cada universidad que piso el 90 por ciento de los estudiantes son la primera generación de universitarios". Agregó que “estamos en un tiempo en que el conocimiento es el que hace ricas a las sociedades y aquellas que progresan son las que producen ciencia y tecnología porque no alcanza con tener petróleo si no se tiene la tecnología para sacarlo”.

El último tramo de la recorrida fue el de mayor peso, porque Fernández hizo pie en el pago chico del chivilcoyano. Allí, ambos fueron recibidos en el Club Social y Deportivo Colon por la candidata a intendenta Coty Alonso y dieron notas conjuntas. “Florencio es alguien muy querido en esta región y además es un amigo querido por mí y por todos nosotros, así que estamos contentos de que nos esté acompañando ya activamente”, dijo Fernández. Evitó pronunciarse sobre qué cargo podría ocupar el ex ministro en un eventual gobierno del Frente de Todos. Ante las consultas sobre el distanciamiento con la ex presidenta Cristina Kirchner, Fernández respondió que “para nosotros el pasado es un tema superado. Lo que siento es que Florencio tiene mucha información sobre el futuro y eso es lo que importa para lo que viene en la Argentina” y agregó que “lo mejor que tiene es su vocación militante”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ