En el último cuatrimestre subió 10 por ciento
El peso de alquilar
Un monoambiente en la Ciudad de Buenos Aires trepó a casi 14 mil pesos en promedio. 
Imagen: Sandra Cartasso

El alquiler promedio de un monoambiente en Capital Federal se ubicó en 13.934 pesos en noviembre y registró una suba de 2 por ciento respecto del mes anterior. Así lo estimó la consulto Ceso. El estudio relevó que el precio promedio de un alquiler de un dos ambientes es de 16.809 pesos y el de un 3 ambientes se ubica en 24.362 pesos.

Desde el centro de estudios a cargo de Andrés Asiain se detalló que “el promedio de los alquileres de un dos ambientes aumentó 10 por ciento en cuatro meses”. Se agregó que “un inquilino que vive en un monoambiente,y desea mudarse a un departamento con un dormitorio debe gastar en alquiler en promedio 2875 pesos más”.

“Para mudarse a uno de dos dormitorios se deberá pagar 7553 pesos adicionales. Este es el costo que soportan las familias cuando crecen en cantidad de integrantes y deben mudarse para evitar vivir en condiciones de hacinamiento”.

El Ceso mencionó que una jubilación mínima es casi equivalente al costo de un alquiler de un monoambiente. “La jubilación mínima de 14.068 pesos apenas alcanza para pagar el alquiler de un monoambiente, no así para cubrir expensas, servicios y otros gastos”.

Desde la consultora aseguraron que las expensas pueden representar cerca del 25 por ciento del costo de un alquiler y agregan presión para los inquilinos. El relevamiento de precio de los alquileres en la Capital Federal incluye el seguimiento online de más de 11 mil casos por mes con el objetivo de tener un índice de referencia.

En noviembre volvió a tomar dinamismo un proyecto de Ley para los alquileres. La Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados se reunió y consensuó un dictamen único para que el proyecto de ley de alquileres pueda ser votado por el Congreso antes del final de 2019, luego de tres años de idas y vueltas.

Entre los puntos en los que hubo acuerdo se destaca la extensión del plazo del contrato de dos a tres años y la creación de una fórmula que se actualizará en base a un índice conformado en partes iguales por las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que deberá ser elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central.

El objetivo es que el texto pueda tratarse en el recinto el 20 o 27 de noviembre, junto con la ley de Góndolas, para luego pasar al Senado. En el caso de las garantías, el proyecto establece que el locatario podrá proponer al locador al menos dos de las siguientes garantías: garantía inmobiliaria, aval bancario, seguro de caución, garantía de fianza o garantía personal del locatario, que se documentará con recibo de sueldo, certificado de ingresos o cualquier otro medio fehaciente.

No es la primera vez que el Congreso avanza en esta temática. En noviembre de 2016, el Senado había dado aprobación por unanimidad a una iniciativa, que luego no logró consensos para avanzar en Diputados durante 2017. En tanto, en 2018, la Cámara baja retomó el debate y finalmente en octubre del año pasado logró dictamen de comisiones a partir de un texto consensuado, que, sin embargo, no llegó al recinto.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ