CULTURA 
Arte para celebrar al Maruchito
El Instituto Universitario Patagónico de las Artes organizó una fiesta popular para conmemorar los 100 años del Santo de los Caminos. Según cuenta la leyenda, Maruchito fue asesinado por su patrón al querer tocar su guitarra. 

Vecinos de la localidad rionegrina de Aguada Guzmán se reunieron para conmemorar los 100 años de la historia del “Maruchito”, en una actividad organizada por el Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA). La celebración fue en el marco del programa de Escuela de Arte Popular, en lo que para el rector universitario Gerardo Blanes se trata de “la primera celebración de la cultura y el arte patagónico”.

A través del Festival del Arte y la Cultura Patagónica, que surgió luego del acercamiento de los docentes del programa hacia la comunidad, se reivindicó la historia de Pedro Farías, un maruchito (huérfano que hacía tareas menores para los carreros) asesinado a puñaladas por su patrón al querer tocar su guitarra. La leyenda creció a tal punto que representa popularmente al Santo de los Caminos.

“En el recorrido que hicimos desde la Escuela de Arte Popular, vimos la capilla que armaron y los vecinos nos contaron la historia que había detrás”, recordó Blanes sobre el primer contacto que tuvieron con “la vida de un niño que muere por la pasión a un instrumento”. Junto a al altar de madera y ladrillo, se presenta una pequeña construcción con forma de guitarra a la que se puede ingresar.

En la celebración participaron todos los docentes de arte popular que fueron capacitados a través del programa del IUPA y finalizó con la presentación de una serie documental sobre la leyenda: La Pasión del Maruchito. El audiovisual, al cual se puede acceder gratuitamente a través de internet, cuenta con cinco episodios y fue desarrollado en una labor conjunta entre docentes y estudiantes de la universidad.

El docente Ricardo Casanova fue quien estuvo a cargo de la actividad con un contacto directo con los pobladores de la zona para conocer a fondo la historia y su implicancia en la cultura popular. “El último sábado de octubre de cada año se hace la celebración del Maruchito, pero esta vez fue muy impactante para los vecinos por la masividad de la convocatoria”, comentó el docente y agregó: “Lo importante de estas actividades es poner en valor nuestra cultura y difundirla. Además de contar una historia, pudimos mostrar un poco nuestra identidad a través de la danza y la música rionegrina, que tal vez no es tan conocida, pero es lo que buscamos dar a conocer a través de la Escuela de Arte Popular”.

El programa tiene como objetivo capacitar a los artistas populares de toda la provincia, con recorridos para poder acercarles la universidad hasta sus poblaciones, y certificarlos como docentes. En esta línea, el rector del IUPA consideró que se trata de una “reparación del autoestima de gente que se acerca con toda la humildad a la universidad para ser capacitados” y destacó: “Son maestros desde antes de sumarse a este proyecto porque llevan entre 25 y 30 años haciendo folklore”.

Además de las muestras artísticas de los expositores, hubo una feria artesanal donde los propios pobladores de Aguada Guzmán podían presentarse a exhibir y vender sus artesanías. En este marco, los vecinos se mostraron “muy agradecidos por la oportunidad de recibir a gente de toda la provincia”, afirmó Casanova.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ