Reacción gremial por la caída de la cláusula gatillo

Los municipales no lo aceptan

Ratner y el docente rosarino Teres rechazaron el anuncio. Con más cautela, Amsafé y Ate provincial esperan la paritaria
Ratner recordó que los trabajadores no son culpables de la baja de la recaudaciónRatner recordó que los trabajadores no son culpables de la baja de la recaudaciónRatner recordó que los trabajadores no son culpables de la baja de la recaudaciónRatner recordó que los trabajadores no son culpables de la baja de la recaudaciónRatner recordó que los trabajadores no son culpables de la baja de la recaudación
Ratner recordó que los trabajadores no son culpables de la baja de la recaudación 
Imagen: Sebastián Joel Vargas

El gobierno provincial anunció el fin de la cláusula gatillo y las reacciones gremiales no se hicieron esperar. El secretario general del Sindicato de Municipales, Antonio Ratner, consideró "desafortunadas" las declaraciones del ministro de la Gestión Pública, Rubén Michlig. "Quieren ponerle un cepo a las paritarias", consideró. "El gobierno provincial sostiene que la cláusula gatillo aumentó 10 puntos más que la recaudación provincial y me parece desafortunado de parte del ministro, primero por no hacerlo en el ámbito que corresponde, que es la paritaria, y segundo, por comparar el sueldo con la recaudación, que responde a decisiones políticas. Si yo tomo la decisión de no cobrar impuestos, por qué lo tienen que pagar los trabajadores", despuntó las críticas el titular del gremio que el año pasado obtuvo un 53 por ciento de aumento por la aplicación del mecanismo automático de actualización. En el mismo sentido fue Gustavo Teres, delegado de Amsafé Rosario. "El gobierno provincial quiere ponerle un techo a la paritaria", criticó al Ejecutivo santafesino. "Rechazamos las sumas fijas o determinado tipo de aumento que reemplace a la cláusula gatillo", sentenció. Por su parte, desde Amsafé provincial fueron mas cautos y prefirieron esperar a la "convocatoria para la paritaria 2020 y el contexto nacional". También Jorge Hoffmann, de ATE, prefirió esperar a la negociación. "Dependerá de lo que se resuelva en paritarias en febrero. La cláusula uno de los tantos instrumentos que podemos tener en materia de política salarial y se resolverá en paritarias, instancia que aún no fue convocada”, dijo el dirigente estatal.

"Nosotros no hacemos la inflación. El salario de los trabajadores reactiva la economía, va a parar al almacén, a la granja". Ratner

Ratner recurrió a la ironía. "El ministro expresó que aspiran a encontrar una fórmula que le gane a la inflación, y estamos ansioso por saber cuál es esa fórmula. Si con la cláusula gatillo los municipales llegamos a un 53 por ciento de incremento, estaríamos hablando de un 60 por ciento. No sabemos qué está planteando, pero me parece desafortunado hacerlo fuera de las paritarias", ratificó, al tiempo que calificó de "apresuradas" las declaraciones de Michlig. "Nos parece desacertado, inoportuno, son anuncios poco claros, ¿qué es lo que va a reemplazar a la cláusula gatillo? ¿una suma fija? ¿ y cómo le pagamos a los jubilados? No podemos hacer declaraciones altisonantes, un mes antes del inicio de la negociación", siguió fustigando. Ratner recordó que las sumas fijas en los sueldos tienden a "achatar las escalas salariales" y además perjudican al sector pasivo al ser no remunerativas. El dirigente municipal recordó además que manejan datos de un 42 por ciento de inflación para este año. Lo que quiere saber es "qué política salarial implementaremos para mantener el poder adquisitivo". Y recordó un axioma peronista. "Nosotros no hacemos la inflación. El salario de los trabajadores reactiva la economía, va a parar al almacén, a la granja. Me parece que pensar en el sentido contrario es poner trabas a que salgamos de esta parálisis que tiene la economía del país", afirmó.

Por la mañana, en declaraciones a radio La Ocho, la secretaria general de Amsafé y de Ctera, Sonia Alesso consideró que "la cláusula gatillo es un mecanismo útil que garantiza ir acompañando la inflación, pero no es la panacea universal", aseguró hoy Sonia Alesso. La dirigente eludió debatir sobre el anuncio del ministro de Gestión Pública Rubén Michlig, quien adelantó ayer que no seguirá la cláusula gatillo e incluso precisó que en enero habrá un aumento del 4,1 por ciento a cuenta de futuros aumentos paritarios.

"El gobierno provincial quiere ponerle un techo a la paritaria. Rechazamos las sumas fijas". Teres

"Nos tienen que convocar a la paritaria y discutir en ese marco, no se puede hacer un debate por los medios sino en una mesa donde discutamos el salario, las condiciones de trabajo, la salud de los docentes, la cuestión de los cargos, los temas pedagógicos, no se puede estar discutiendo cláusula si o no", enfatizó Alesso.

Mucho más duro, el delegado local de los maestros, Gustavo Teres, no ahorró críticas para el gobierno nacional que encabeza Alberto Fernández al asegurar que "hay una línea nacional que salió a deslegitimar la cláusula gatillo y de alguna manera pretende limitar los aumentos salariales del sector público y marcar la cancha en el sector privado". En ese sentido, Terés consideró que el gobierno provincial repite la misma idea mediante una campaña mediática: "Primero plantean una idea de catastrofismo económico cuando la provincia de Santa Fe, en un marco de crisis que nadie niega, está entre las mejores posicionadas. En segundo lugar, empezó a tener políticas hostiles y de ajuste hacia los trabajadores del estado con el pago del salario del mes de diciembre, y junto con esto plantean paritarias libres". El titular de Amsafe Rosario alertó que detrás del anuncio oficial se esconde "un objetivo, que es achicar las escalas salariales, y pagar las sumas en negro que hace que se debilite todo el sistema previsional y se empobrezca nuestra obra social".

"La cláusula gatillo es un mecanismo útil que garantiza ir acompañando la inflación, pero no es la panacea universal". Alesso

Por otro lado, Terés se expresó sobre el anuncio que hizo la provincia del aumento salarial del 4,1% correspondiente a la actualización inflacionaria del mes de noviembre que se cobrará con los haberes de enero. "Le decimos al gobierno que deje de hacer trampa. Quieren usar una negociación dura y de lucha del año pasado en su propio beneficio y no corresponde. Esas sumas son de la paritaria anterior, que no pretendan cargarla a la discusión salarial de 2020", aclaró el gremialista.

En un tono más cauteloso y de reserva, Amsafe provincial se limitó a declarar a este diario que esperarán a la nueva convocatoria paritaria para manifestar su postura sobre la cláusula gatillo y "tendrán en cuenta el contexto nacional". Por otro lado, emitieron un comunicado en el que informan a sus afiliados sobre el aumento anunciado por el gobierno, "tal como quedara establecido en la paritaria provincial 2019, aplicable hasta el mes de febrero de este año".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ