Dijo que se había quemado sola pero fue femicidio

La coartada le duró muy poco

Gabriela Benítez tenía 33 años y cuatro hijos cuando murió en el interior de un auto incendiado (foto), en la localidad de Alejandra, 237 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Fe, el fin de semana pasado. Por el femicidio fue detenido su pareja, quien el martes recibió prisión preventiva por el plazo de ley. Tras la imputación por homicidio agravado por el vínculo, salieron a la luz elementos que dan cuenta de que la muchacha sufría violencia de género por parte del acusado de 63 años. 

El martes, el fiscal Aldo Gerosa solicitó que Carlos U. siga detenido mientras avance la investigación. Además confirmó a medios locales la existencia de un contexto de violencia de género, con amenazas previas. 

La mujer fue asesinada el sábado en horas de la madrugada, incinerada dentro de un automóvil en la zona rural de la localidad. El hombre estaba con ella y fue quien dio aviso a los bomberos y una primera versión de lo ocurrido, que es contraria a la evidencia que lo vincula con el hecho, según se indica en el portal ReconquistaSF.

Gerosa manifestó que el hombre imputado fue pareja de la víctima hasta poco antes de la Navidad. "Hubo una ruptura y él intentó retomar el vínculo", explicó el fiscal. En relación a lo ocurrido el fin de semana, Gerosa agregó que hay "numerosa evidencia" que vincula al hombre detenido con el incendio en el automóvil y la muerte de Benítez. "Está acreditado que estaba en el lugar, además tenía un fuerte olor a nafta en su ropa y no tenía lesiones", manifestó.

En relación al incendio, el informe de bomberos determinó que el fuego no se inició espontáneamente por algún desperfecto en el vehículo, como había manifestado el acusado, sino que el foco fue debajo del asiento del acompañante, y se utilizó un elemento inflamable para su propagación. "Dentro del auto había dos bidones de gasolina y el imputado tenía un encendedor", dijo el fiscal. Y precisó que el hombre ya la había amenazado con prenderla fuego, y que obran en la causa capturas de pantallas y mensajes que dan cuenta de la situación de violencia existente en la pareja: "Lamentablemente, tenemos que hablar de un femicidio", confirmó Gerosa.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ