Una ciudad conmocionada.

Marcha en pedido de justicia por la violación y asesinato en Puerto Deseado 

Marcha en Puerto Desado tras la violación de una mujer y el asesinato de su hijo.Marcha en Puerto Desado tras la violación de una mujer y el asesinato de su hijo.Marcha en Puerto Desado tras la violación de una mujer y el asesinato de su hijo.Marcha en Puerto Desado tras la violación de una mujer y el asesinato de su hijo.Marcha en Puerto Desado tras la violación de una mujer y el asesinato de su hijo.
Marcha en Puerto Desado tras la violación de una mujer y el asesinato de su hijo. 

Cientos de vecinos y vecinas marcharon el viernes por la tarde por el centro de la localidad santacruceña de Puerto Deseado y se concentraron frente a la comisaría local para exigir justicia por el crimen de un niño de 4 años y de la violación de su madre, quienes fueron atacados el jueves cuando caminaban por la playa.

Con pancartas, carteles y cantos en reclamo de justicia, los manifestantes se concentraron cerca de las 18 en la Plaza del Vagón ubicada en Almirante Brown y San Martín, a metros de la municipalidad de esa ciudad, situada a unos 220 kilómetros de Caleta Olivia.

Los vecinos y vecinas llegaron hasta la puerta de la comisaría local, donde se encontraba reunido el ministro de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro de la Torre, con la cúpula policial que está a cargo de la pesquisa.

Inmediatamente, el ministro salió a la puerta de la seccional policial para intentar calmar a los manifestantes. "Estamos a disposición del Poder Judicial para hacer todas las medidas que tengamos que hacer para esclarecer este hecho y poner los responsables a disposición de la justicia como corresponde", dijo el funcionario.

El ministro De la Torre aseguró "entender la situación" y el reclamo de los vecinos, por lo cual se "tomaron todas las medidas que estuvieron" a su alcance para "trabajar con mucha celeridad y profundidad".

Por último, el encargado de la cartera de Seguridad provincial pidió conversar en privado con algunos referentes de la movilización para explicar los avances de la causa.

Además, el comisario mayor Dante Abboud, Superintendente de Seguridad de Santa Cruz, también mantuvo contacto con los manifestantes y confirmó que hubo allanamientos en el barrio La Favela y que "se ha puesto a disposición de la Justicia a dos personas".

"Tienen que entender que hay un secreto sumarial y no podemos dar la identidad de las personas", explicó el jefe policial ante el pedido de una vecina para que dijera los nombres.

Previamente, los manifestantes mostraron carteles que decían "Basta de Justicia selectiva" y con aplausos reclamaron por el esclarecimiento del crimen del niño y la violación de su madre por parte de dos delincuentes.

Cecilia, quien auxilió a la mujer tras el ataque y participó de la marcha, dijo que se acercó al lugar para pedir "Justicia".

"Estábamos en el autódromo local haciendo tareas de limpieza y ella se acercó hacia nosotros pidiendo auxilio, descalza y toda ensangrentada", relató la vecina, quien añadió que en cinco minutos llegó la policía.

En ese lapso, la víctima les contó lo que había pasado cuando fue a la playa con su hijo y mientras estaba "caminando entre las rocas aparecieron dos tipos la amenaza con un cuchillo por la espalda".

"La violaron entre las rocas y mientras uno tenía al nene, le mostraba que si ella no se dejaba lo mataban", precisó Cecilia, quien agregó que la víctima les pedía que buscaran al niño porque pensó que lo habían secuestrado.

La mujer aseguró que "no se puede entender como puede pasar una cosa así, en un lugar tan chico y turístico".

"No podemos caminar, no podemos salir a trotar, no podemos disfrutar el lugar", se quejó la vecina y dijo: "Dejó de ser un pueblo tranquilo, van a tener que tomar medidas".

Por último, la mujer destacó que el intendente de Puerto Deseado, Gustavo González, "se puso esto al hombro y ayudó a esta persona".

Otra vecina mostró un cartel con la foto de las víctimas y que decía "Justicia por M. y su hijito.. que no quede impune, Puerto Deseado se pone de pie", tras lo cual aseguró que "este caso conmovió al pueblo", pero aclaró que hay "varios casos sin resolver".

En tanto, vecinos y amigos de la familia de las víctimas se movilizaron en la localidad salteña de Rosario de la Frontera, de donde son oriundos, y con carteles también pidieron que se esclarezca el crimen.

La marcha en esa ciudad fue encabezada por familiares de las víctimas, que caminaban en silencio junto a amigos y conocidos que portaban carteles y pancartas en reclamo de Justicia.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ