Primero fue la recesión, ahora los golpea la pandemia

Problemas para los metalúrgicos

Una empresa dejó de pagar sueldos y amaga con cerrar. La Cámara de Carroceras ve dificultades para abonar salarios de abril.
Pablo Cerra, abogado de la Unión Obrera Metalúrgica Rosario.Pablo Cerra, abogado de la Unión Obrera Metalúrgica Rosario.Pablo Cerra, abogado de la Unión Obrera Metalúrgica Rosario.Pablo Cerra, abogado de la Unión Obrera Metalúrgica Rosario.Pablo Cerra, abogado de la Unión Obrera Metalúrgica Rosario.
Pablo Cerra, abogado de la Unión Obrera Metalúrgica Rosario. 
Imagen: Sebastián Vargas

La UOM Rosario repudió el accionar de una empresa metalúrgica local que dejó de pagar parte del sueldo a sus 30 trabajadores, y además les adelantó que tampoco abonará los haberes venideros. Se trata de Fachada Integrales, ubicada en Constitución al 1500, una fábrica dedicada a la carpintería metálica, cuyo propietario además amenazó con suspender a los operarios y cerrar sus puertas. La pandemia de coronavirus encendió más luces de alerta sobre la actividad metalúrgica, muy golpeada por las políticas económicas del gobierno anterior y que, incluso antes del aislamiento social preventivo y obligatorio, tenía una ocupación de las fábricas a un 50 por ciento. En ese marco, el gremio recibió una nota de la cámara que agrupa a las carroceras de la región advirtiéndoles que no pueden pagar los sueldos porque las fábricas están completamente paradas.

Desde que comenzó la cuarentena obligatoria, la UOM Rosario habilitó una guardia telefónica permanente para que sus afiliados puedan denunciar suspensiones y despidos. El pasado jueves, un trabajador de Fachadas Integrales se comunicó para informar que todavía no habían cobrado la primer quincena de marzo, y que el propietario les había adelantado la decisión de no abonar la siguiente. 

"Sabemos que estamos atravesando una crisis, pero intentamos que entre en razón, a entender la situación, comprendiendo que estamos atados de pies y manos con las herramientas legales que tenemos, porque el Ministerio de Trabajo está parado y ni siquiera podemos hacer una inspección", señaló el abogado de la UOM, Pablo Cerra. "Pero el dueño tuvo una actitud repudiable, insultando a los trabajadores por haber hecho la denuncia, y después al gobernador Perotti, argumentando que hace seis meses que está parada la obra pública, y por eso las grandes constructoras para las que trabaja no le pagan. Además amenazó con cerrar la empresa", agregó.

El gremio tiene un canal abierto con la cartera laboral provincial que conduce Roberto Sukerman y alertó sobre esta situación puntual que afecta a 30 trabajadores. Tras la comunicación con Cerra, el propietario de la metalúrgica les envió un mensaje a los operarios avisándoles que estaban todos suspendidos por haber realizado la denuncia. "El problema es que los trabajadores están sin cobrar parte de la primer quincena y totalmente a la deriva, es una situación extremadamente delicada", alertó Cerra.

La actividad metalúrgica en Rosario y la región enfrenta un panorama preocupante. El pasado miércoles la cámara que agrupa a los Carroceros envió una nota al gremio y al Ministerio de Trabajo provincial, manifestando que no pueden abonar los sueldos. "A diferencia de lo que pasó con la empresa denunciada, valoramos la disposición de las patronales de tratar de encontrar una solución, pero no deja de ser menos grave. En ese escenario nos agarra una pandemia, realmente estamos muy preocupados por la dimensión del problema y poder sacar la actividad adelante", planteó Cerra. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ