Convenio entre la provincia y Nación

Unicef donó tratamientos nutricionales para el norte salteño

Se trata de alimentos terapéuticos listos para usar para aquellos niños con desnutrición aguda moderada, y desnutrición aguda severa.

Por primera vez en Argentina, y a raíz de la crisis socio sanitaria declarada en los departamentos de Rivadavia, San Martín y Orán, Unicef donó 1000 tratamientos nutricionales. El objetivo es llegar con este complemento a aquellos niños de entre 6 meses y 5 años que tengan cuadros clínicos de desnutrición aguda moderada, y desnutrición aguda severa.

El especialista en Salud del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Argentina, Fernando Zingman, explicó a Salta 12 que ésta donación fue en el marco de un convenio que firmó la entidad con los ministerios de Salud de Nación y de Salta para recuperar a niños que se encuentran con una situación clínica de riesgo.

“Apuntamos a que los chicos que están en el borde del riesgo puedan ser detectados y es un tratamiento para sacarlos del cuadro de desnutrición aguda y disminuir el riesgo de muerte”, manifestó Zingman.

La detección de la situación clínica de los chicos también se hará con elementos que donó Unicef. Se incluyen sistemas que permitirán medir el diámetro del brazo de los niños para hacer una primera estimación. El resultado lo obtendrá el personal de Salud más cercano (que se prevé sea un agente sanitario), para luego contar con el diagnóstico de un médico o especialista en temas de nutrición.

A esta entrega sumaron unos aparatos portátiles (hemocue) que permitirán realizar el diagnóstico de anemias.

“Es un aporte pero no la solución global”, aclaró Zingman, al sostener que el tratamiento se inicia en algunos casos más extremos con la internación del niño. En ese lapso recibirá otras preparaciones nutricionales para mejorar su estado de salud. Al volver a su casa continuará con el tratamiento nutricional, que no precisa preparación alguna.

El tratamiento prevé la revisión semanal de cada uno de los chicos. Una vez cumplido ese paso se podrá otorgar nuevamente la fórmula proteica. La duración del tratamiento se estima entre 4 y 8 semanas. 

El componente nutricional donado se basa en una pasta de maní que fue “muy aceptada por los chicos en donde se lo utilizó”, dijo Zingman al detallar que estos tratamientos ya se realizaron en poblaciones en riesgo de los continentes asiático y africano, y en comunidades indígenas de Colombia, además de Bolivia y Perú. En todos los casos el tratamiento “funcionó muy bien”, dijo.

“Lo que se espera con esta fórmula es que los tiempos de internación se acorten”, agregó.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación se elaboran los protocolos y manuales además de capacitar al personal que estará a cargo de los relevamientos y el diagnóstico de los niños. Según Zingman ya se encuentran especialistas de la Nación haciendo las capacitaciones en Santa Victoria Este (en el departamento Rivadavia), en donde se iniciará el relevamiento. Insistió en que no se debe perder de vista que estas comunidades están con una situación de vulnerabilidad histórica que “va a llevar tiempo revertir” y en donde es necesario mejorar las condiciones socio sanitarias, como el acceso al agua potable.

“Es un gran logro de este gobierno”

La ministra de Salud Pública, Josefina Medrano, sostuvo que la provisión de estos alimentos es "un gran logro de éste gobierno en favor de los niños y niñas en las primeras etapas de sus vidas, considerando las condiciones sociosanitarias de esa población en las zonas más críticas y vulnerables de la provincia”.

“Se llega a ésta dotación mediante gestiones realizadas por éste gobierno, a través de Constanza Figueroa, secretaria de Relaciones Institucionales e Internacionales del Gobierno de Salta, con el objetivo de continuar la intervención de salud en los departamentos de Rivadavia, San Martín y Orán y llegar con medidas de recuperación a los niños y niñas desnutridos”, insistió la funcionaria en declaraciones difundidas por el área de prensa del gobierno de Salta. 

Figueroa indicó que “luego de que la delegación de ONU Argentina, junto a la Cruz Roja y el área de cooperación de la Unión Europea visitaran la provincia y mantuvieran una reunión con el gobernador (Gustavo Sáenz), y luego de que éste decretara la emergencia socio sanitaria, Unicef Argentina despliega en territorio su ayuda para las zonas en emergencia”.

Se afirmó que la dotación de alimentos tecnológicos terapéuticos y fórmulas lácteas que se destinarán al tratamiento de niños y niñas con desnutrición tiene un valor de 110 mil dólares para los primeros seis meses de cooperación y de 440 mil dólares al extenderse por dos años la asistencia en la zona.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ