El expresidente Evo Morales calificó el hecho como una violación a la Constitución

Las FFAA de Bolivia presionaron al Senado por ascensos de militares

Las FFAA de Bolivia intimaron a la Cámara de Senadores para que ratifique su nómina de ascensos. De no hacerlo la misma será confirmada en base a leyes militares, sostuvo el comandante en jefe de las FFAA Sergio Orellana. 
Imagen: EFE

Las Fuerzas Armadas de Bolivia intimaron a la Cámara de Senadores para que ratifique su nómina de ascensos. De no hacerlo la misma será confirmada por los militares en base a sus propias leyes, sostuvo el comandante en jefe de las FFAA general Sergio Carlos Orellana. La presidenta del Senado Eva Copa, perteneciente al partido del expresidente Evo Morales Movimiento Al Socialismo (MAS) respondió que no se someterán a las presiones de militares ni del gobierno. Por su parte Morales interpretó el hecho como un nuevo golpe de estado.

Amenaza militar

Orellana se presentó en el Congreso vestido con uniforme de fajina camuflado y acompañado por algunos comandantes. Una vez allí le dio un ultimátum a la Asamblea Legislativa Plurinacional al dejarle directamente la lista de generales ascendidos en el Ejército, Fuerza Aérea, generales de División y vicealmirantes. “Ha pasado demasiado tiempo en relación a la respuesta que debería haber recibido las Fuerzas Armadas. Como institución, vamos a esperar la siguiente semana a que la Asamblea se pronuncie y ratifique los ascensos”, advirtió el general.

Orellana especificó que de no tratarse el tema en el Senado correra por cuenta de las FFAA la aprobación de la lista. “Si recibimos una respuesta negativa, vamos a proceder como establece nuestra normativa, apoyados en la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA). La instancia que aprueba los ascensos es el comando en jefe de las Fuerzas Armadas”, afirmó Orellana. Según el artículo 160 de la Constitución, es atribución del Senado ratificar los ascensos a generales en las Fuerzas Armadas, a propuesta del poder ejecutivo. El gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez envió en febrero de este año la lista de ascensos en el Ejército, la Fuerza Naval y la Fuerza Aérea. Hasta el momento el Senado no abordó el tema, algo de lo que se quejó la semana pasada el ministro de la Presidencia Yerko Núñez.

"Acciones propias de una dictadura"

Tras enterarse de la advertencia del jefe militar la presidenta del Senado expresó sus críticas. "De consumarse el hecho de efectuar ascensos a generales de las FFAA utilizando alguna maniobra jurídica (un decreto sin ratificación del Senado) se pondrá en evidencia que este Gobierno es de Facto, hostil al sistema democrático en Bolivia y con acciones propias de una dictadura", sostuvo la senadora en su cuenta de Twitter. La posición de Copa respondió a algunas versiones que circularon en los medios sobre la posibilidad de que se emita un decreto presidencial que valide los ascensos. Respecto a los reclamos del gobierno, Copa respondió que la prioridad de la Cámara era tomar acciones para enfrentar el coronavirus. 

Por su parte, el ex presidente Morales advirtió que ir contra las instituciones, las leyes y la Constitución sería gravísimo. El líder del MAS remarcó que las FFAA no pueden deliberar en lo que a ascensos se refiere. También alertó de la violación institucional que supone cualquier tipo de presión a los órganos del Estado. “Es inédito y altamente preocupante que un comandante en Jefe de las FFAA se presente, en uniforme de campaña, para imponer plazos a la Asamblea Legislativa, incluso sobrepasando la autoridad del Órgano Ejecutivo; y luego declare a la prensa congregada en Plaza Murillo”, denunció el exmandatario. Morales pidió que se respete la división de poderes. “La Constitución es absolutamente clara: la organización de las Fuerzas Armadas descansa en su jerarquía y disciplina, y no delibera. Cualquier acción de presión a los Órganos del Estado que emanan del voto del pueblo viola esos preceptos”, detalló el ex mandatario en Twitter. Morales se encuentra en Argentina como refugiado político desde el 13 de diciembre.

Este asunto agrega aún más tensión en Bolivia donde ya hay disputas sobre la fecha de las nuevas elecciones. También en los últimos días estalló un escándalo por la compra a sobreprecio de ventiladores para pacientes con la covid-19. Por este hecho el ejectuvio pidió la renuncia al ministro interino de Salud Marcelo Navajas, que posteriormente fue arrestado. En Bolivia hay 5.187 personas contagiadas con la covid-19. En las últimas 24 horas se sumaron 268 casos. El número de personas muertas por la enfermedad es de 215. Durante el último día se registraron 16 nuevas muertes.

Navajas había gestionado la compra de 170 ventiladores por un monto de 4.773.600 de dólares, con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ese precio representa casi el triple del ofrecido por la empresa fabricante española, GPA Innova. Bolivia pagó por cada respirador 27.683 dólares. Luego se conoció que la empresa fabricante los ofrecía por entre 10.312 dólares a 11.941 dólares. Áñez se refirió al hecho como un posible caso de corrupción y ordenó una investigación. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ