Central y Newell's se mantienen en pie por el cobro de las cuotas

Los socios juegan el partido clave al pagar

Si bien el país lleva más de dos meses sin fútbol, tanto en Arroyito como en el parque Independencia, la mayoría abonó y eso permitió cumplir los compromisos
El cumplimiento del pago de cuotas se mantuvo alto pese a la cuarentenaEl cumplimiento del pago de cuotas se mantuvo alto pese a la cuarentenaEl cumplimiento del pago de cuotas se mantuvo alto pese a la cuarentenaEl cumplimiento del pago de cuotas se mantuvo alto pese a la cuarentenaEl cumplimiento del pago de cuotas se mantuvo alto pese a la cuarentena
El cumplimiento del pago de cuotas se mantuvo alto pese a la cuarentena 
Imagen: Archivo Rosario12

A más de dos meses sin fútbol, los clubes de la ciudad tienen un motivo para celebrar: la incondicional identificación de sus socios, quienes en su gran mayoría no dejaron de pagar, al menos, una cuota en los últimos meses. La fidelidad se mantiene en los que tienen acordado el pago por débito automático. En abril los canayas percibieron cuotas de más del 70 por ciento de sus socios, mientras que los leprosos superaron el 80 por ciento. Estos ingresos son esenciales en los clubes para mantener estructuras y sueldos de empleados al día.

Si bien Central tiene más socios que Newell’s, los porcentajes de fidelidad de pago de la cuota en plena pandemia se mostraron en niveles superiores a los pronosticados. Los canayas tuvieron en abril una recaudación que llegó al 70 por ciento. Si bien hubo un porcentaje de cuotas impagas importante, los factores que llevaron a la baja de la recaudación se pueden mejorar. Porque la gran mayoría de los socios que abonan cuota con débito directo han mantenido el acuerdo. En general, quienes no pagaron son el sector del padrón que tiene el hábito tradicional de recibir el cobrador en su casa. En abril, la cuarentena impidió a los cobradores salir a la calle a realizar las cobranzas, algo que sí pudieron hacer en mayo. Y por eso en el corriente mes hay un alza en la recaudación que se conocerá la semana que viene.

En Arroyito hay más de 40 mil socios que pagan cuota o lo hicieron alguna vez en los últimos tres meses. Es decir que el protagonismo del socio en la vida financiera de la institución es relevante. No se sabe cuando vuelve el fútbol pero en la medida que el socio acompañe con el pago de su cuota, Central se mantendrá en pie. Y para estimular el hincha su identificación y apoyo con el club, los canayas realizarán sorteos el primer día hábil de cada mes para los que pagaron la cuota el mes anterior. Se podrá ganar desde jugar un partido en el Gigante, a indumentaria oficial del primer equipo o un abono a platea, entre otros premios.

En el parque Independencia son algo más de 28 mil los socios que pagan cuota. En el mes de abril más del 80 por ciento abonó su obligación mensual, porcentaje que no mostró mejoras en mayo pero que tampoco retrocedió. Si bien los rojinegros tienen menos ingresos por este recurso que los canayas, el presupuesto en Newell’s es menor que en Central al tener en el parque Independencia menos infraestructuras, entre sedes y subsedes. Además los rojinegros actuaron con celeridad: en el corriente mes de mayo a su planta de empleados con relación de dependencia (245 trabajadores) se le abonó la mitad de su sueldo con asistencia del Estado al inscribirse el club en el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), algo que se repetirá en el mes junio. El drama de Newell’s es que perdió perdió muchos socios en 2015 por la interna violenta que atravesó su barrabrava, pero ha consolidado una constante recuperación desde 2017.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ