Se trata de Yves Jean Bart, presidente de la Federación Haitiana de Fútbol

La FIFA suspendió a un dirigente acusado de abuso sexual a jugadoras

Según la denuncia, al menos dos menores quedaron embarazadas y fueron obligadas a abortar para ocultar las violaciones.
Jean Bart, a la derecha. Haití perdió sus tres partidos en el Mundial femenino Sub 20 de 2018.Jean Bart, a la derecha. Haití perdió sus tres partidos en el Mundial femenino Sub 20 de 2018.Jean Bart, a la derecha. Haití perdió sus tres partidos en el Mundial femenino Sub 20 de 2018.Jean Bart, a la derecha. Haití perdió sus tres partidos en el Mundial femenino Sub 20 de 2018.Jean Bart, a la derecha. Haití perdió sus tres partidos en el Mundial femenino Sub 20 de 2018.
Jean Bart, a la derecha. Haití perdió sus tres partidos en el Mundial femenino Sub 20 de 2018. 
Imagen: EFE

La FIFA suspendió provisionalmente al presidente de la Federación Haitiana de Fútbol (FHF), Yves Jean Bart, y fue impedido de realizar cualquier actividad relacionada con este deporte durante 90 días, mientras se investigan las acusaciones a las que se enfrenta por presuntos abusos sexuales sobre varias jugadoras.

"De conformidad con los artículos 84 y 85 del Código de Ética de la FIFA, el equipo de investigación del Comité de Ética independiente prohibe provisionalmente a Yves Jean Bart, Presidente de la Federación Haitiana de Fútbol (FHF), de llevar a cabo toda actividad relacionada con el fútbol en su país y a nivel internacional, por un período de 90 días", confirmó la FIFA en un comunicado.

Jean Bart negó a principios de mes las acusaciones aparecidas en diversos medios de su país, que sostenían que había abusado sexualmente de varias jugadoras en el Centro Nacional de Fútbol de Haití.

Jean Bart, acorralado. (Crédito: EFE)

Las denuncias originales provienen de un informe del diario británico The Guardian, en el que las presuntas víctimas y sus familiares dijeron que Bart, de 73 años, las había violado o agredido sexualmente durante los últimos cinco años.

Y varias de las presuntas víctimas que aseguraron haber sido presionadas para guardar silencio le contaron a The Guardian que al menos dos menores quedaron embarazadas y fueron obligadas a abortar para ocultar las violaciones.

La policía haitiana lanzó una investigación sobre las acusaciones, reveladas por primera vez a fines de abril, y un juez ya convocó a interrogatorios a varios empleados de la Federación, mientras dos grupos de defensa de las mujeres, SOFA y Kay Fanm, emitieron una declaración de apoyo a las presuntas víctimas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ