Bullrich y Malcorra fogonearon el uso de la fuerza contra los cortes de calles
Amenaza recargada de mano dura
Las funcionarias justificaron la intervención de las fuerzas de seguridad para dispersar movilizaciones sociales y adelantaron que la Policía y Gendarmería comenzarán a actuar con decisión ante las protestas callejeras.
Bullrich salió al cruce de las protestas callejeras y recuperó la impronta de su protocolo antipiquetes.Bullrich salió al cruce de las protestas callejeras y recuperó la impronta de su protocolo antipiquetes.Bullrich salió al cruce de las protestas callejeras y recuperó la impronta de su protocolo antipiquetes.
Bullrich salió al cruce de las protestas callejeras y recuperó la impronta de su protocolo antipiquetes. 
(Imagen: DyN)

Las ministras de Seguridad, Patricia Bullrich, y de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, salieron al cruce de las protestas callejeras tras dos semanas de masivas movilizaciones contra las medidas del Gobierno nacional y de sucesivos cortes por parte de las organizaciones sociales en reclamo de las promesas incumplidas para paliar la emergencia social. "Actuar con decisión puede tener ciertas consecuencias", advirtió Bullrich al anticipar que la Policía y la Gendarmería impedirán cualquier manifestación que no consideren "masiva", mientras que Malcorra justificó el uso de la fuerza al considerar que en Latinoamérica no hay una "experiencia equivalente" al nivel de protestas que se registran en el país. Por su parte, el ministro de Justicia, Germán Garavano, habló de "recomponer la situación" y convocó a los jueces a abrir el "proceso contravencional a los responsables". 

La titular del Ministerio de Seguridad recuperó la impronta de su "protocolo antipiquetes" y aseguró que "la Gendarmería y las fuerzas policiales van a actuar como se actúa en cualquier parte del mundo, dispersando". Agregó: "Actuar con decisión puede tener ciertas consecuencias, pero esas consecuencias no significan que vaya a haber un muerto". "Tienen que defenderse de los ataques que permanentemente reciben, como piedrazos o botellazos", analizó la ministra sobre la actuación de las fuerzas de seguridad. 

"¿Los argentinos queremos un orden democrático? Bueno, eso requiere que las fuerzas actúen", respondió la ministra en diálogo con América TV ante el reclamo mediático de mano dura y adelantó:  "Cuando las manifestaciones son enormes muchas cosas no se pueden hacer, pero cuando son chicas se pueden hacer y las vamos a empezar a hacer".

Por último, la ministra señaló que hay "un intento permanente de grupos políticos que dicen ser organizaciones sociales, inclusive la CGT, que lo que hacen es generar una protesta cotidiana en la calle ¿Cómo puede ser que estén todos los días en la calle?".

En el mismo sentido, la canciller Susana Malcorra sostuvo que "genera dudas que de una semana a la siguiente hayan aflorado por todas partes este reclamo piquetero que paraliza la Ciudad", sin hacer referencia a los reclamos que sostenían esas medidas de fuerza. Añadió: "En Latinoamérica no veo algo que sea equivalente. Estamos extremando el manejo del reclamo", agregó la funcionaria tras la advertencia de más mano dura por parte de su par de Seguridad. 

Finalmente, Malcorra reconoció que hay "reclamos válidos" y que la gente "sintió un impacto" por las medidas económicas que tomó el Gobierno el año pasado y eso "hace que la gente se pregunte cuándo vamos a encontrar una salida a largo plazo".

En tanto, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, destacó las palabras de Bullrich y señaló que "la primera reacción debería ser de las fuerzas de seguridad y luego de la Justicia". En ese sentido, Garavano subrayó que los fiscales y jueces "tienen las herramientas para someter a proceso contravencional a los responsables" y los llamó a "marcar la legalidad".  

El ministro señaló que, cuando trabajaba como fiscal general porteño, la gestión kirchnerista "boicoteó" sus pedidos para que la policía intervenga en los cortes de calle y celebró que la ministra Bullrich busque "recomponer la situación". En el mismo tono, destacó que como fiscal abrió un proceso y ordenó una probation contra el secretario general de la Uocra, cuando ese sindicato había impulsado 22 cortes simultáneos en calles de la Ciudad.  "Es muy importante marcar la legalidad y generar los derechos para proteger a todos, a protestar y a circular", consideró, en diálogo con radio La Red.