El ministro de Desarrollo Social bonaerense descartó que se trate de una norma general

Villa Azul: Larroque justificó el aislamiento por la velocidad de los contagios

Imagen: EFE

Con 174 casos confirmados, sobre 300 personas testeadas, el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Andrés Larroque, recorrió Villa Azul junto con su colega nacional, Daniel Arroyo, y aseguró que el Estado se encargará de suministrar los alimentos, los  medicamentos y los elementos de higiene necesarios mientras dure el aislamiento "acordado" los vecinos. 

Larroque señaló que el aislamiento barrial, que recibió críticas de las organizaciones sociales por el fuerte operativo de Seguridad que lo acompañó, se decidió porque "había que tomar medidas rápidas ante la velocidad de los contagios", pero descartó que se transforme en una norma. 

El ministro, además, informó que Villa Itatí --barrio de emergencia contiguo a Villa Azul, del lado de Quilmes -- ya registra 7 casos confirmados de Covid-19, por lo que mañana se pondrá en marcha el programa Detectar allí para tener un panorama más preciso de la situación y evitar un nuevo brote en ese barrio mucho más poblado y con mayor hacinamiento que Villa Azul, donde parte del barrio se encuentra urbanizado .  

"Esta situación nos enfrenta a la necesidad imperiosa de urbanizar. Ahora tenemos un situación compleja y, a futuro, tenemos que pensar en un inmenso plan de urbanización", se comprometió Larroque en alusión no solo a los habitantes de Villa Azul sino también a los 1500 barrios de emergencia bonaerenses. La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza , por su parte, adelantó que comenzarían con algunas primeras obras de refacción de inmediato.  

Larroque informó que el gobierno provincial ya gestionó la llegada de un cajero móvil del Banco Provincia para los vecinos que tengan que cobrar el IFE y que el Ministerio de Trabajo se encuentra gestionando las licencias para aquellos empleados que están faltando a sus trabajos. 

Más temprano, el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, había confirmado los 174 positivos en el barrio, con una tasa de positividad del 57% de los testeos, y remarcó la necesidad de "cortar las cadenas de contagio". 

"La gente que vive en esos barrios trabaja en la Ciudad de Buenos Aires o en el resto del conurbano, por lo cual va y viene. Entonces, hay que cortar esas cadenas de contagios”, advirtió.

El funcionario confirmó que hasta el momento no se había producido ningún deceso de ningún vecino afectado por la covid-19, y precisó que el 14 por ciento de los infectados en toda la provincia son habitantes de barrios populares.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ