FUTBOL. Varios contratos de jugadores que no se pagaron

En cuarentena, Central sigue sumando deudas 

A través de una videoconferencia la dirigencia discutió por la acumulación de pagos en dólares que no san sido saldados. 
Duvan Vergara. Nunca se terminó de pagar su fichaje.Duvan Vergara. Nunca se terminó de pagar su fichaje.Duvan Vergara. Nunca se terminó de pagar su fichaje.Duvan Vergara. Nunca se terminó de pagar su fichaje.Duvan Vergara. Nunca se terminó de pagar su fichaje.
Duvan Vergara. Nunca se terminó de pagar su fichaje. 
Imagen: AFP

La cuarentena suspendió el fútbol en el país y a más de dos meses de inactividad se cortó la cadena de pagos. La crisis en los clubes golpea aún con más fuerza en la tesorería de Central, aquejada por facturas impagas. Los canayas tienen sin saldar parte de los pases de Duvan Vergara, José Leguizamón, Federico Martínez, Damián Martínez, Diego Zabala, Teófilo Gutiérrez, Ciro Ruis y Josué Ayala. La situación generó preocupación en los directivos y hubo una reunión el domingo donde se abordó la situación financiera. Como primera medida, la deuda con Envigado de Colombia por Vergara será saldada con el primer ingreso en dólares, probablemente por la venta de Leonardo Gil a Arabia Saudita.

Central compró el año pasado al volante Vergara a Envigado y este año lo vendió a América de Cali. Pero nunca terminó de pagar su ficha, incluso después de venderlo. "De la compra del pase de Duván Vergara a Envigado pagamos sólo la primera cuota porque el jugador nos manifestó que él era dueño del 15 por ciento del pase. Entonces, como el que paga mal suele pagar dos veces, decidimos recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para que nos diga de quién es el pase y a quién le debemos pagar", explicó a Télam el secretario de Central, Guillermo Hanono.

"Habíamos firmado un documento con América de Cali, al que le vendimos el 80 por ciento del pase de Duván Vergara, para que América le pagara directamente la deuda a Envigado, pero los dirigentes de Envigado no quisieron, no sé por qué motivo", explicó Hanono. Pero el jugador le reclama a Envigado solo el 15 por ciento de lo que el canaya le debe a los colombianos: 660 mil dólares. Si bien el jugador fue vendido a América de Cali por una cifra superior por parte de Central, esos fondos ya no están en la tesorería canaya, destinados a cubrir otras deudas, lo que despertó la preocupación de los algunos de los directivos del club.

El domingo hubo una reunión por videoconferencia donde parte de la dirigencia trasladó la preocupación por la acumulación de deudas en dólares para un club que tiene un primer equipo con muy pocos jugadores bien cotizados en el mercado para, con ventas, salir al rescato del rojo.

"Nuestro club reconoció la deuda y siempre manifestó voluntad de pago, sólo recurrimos al TAS para que, ante el diferendo entre Envigado y Duván Vergara, el tribunal nos indique a quién debemos pagarle. Cuando nos comuniquen el fallo, lo pagaremos como corresponde", aseveró Hanono. Y esos dólares seguramente saldrán de lo que debe ingresar en las próximas semanas para la reciente venta de Gil a Arabia Saudita. Otra parte de esos recursos se girarán a Liverpool de Uruguay para cubrir la primera cuota de la compra del pase de Federico Martínez.

Pero la inquietud en Arroyito se extiende entre las autoridades porque la entidad además tiene contratos incumplidos en las negociaciones que oportunamente hizo por Leguizamón con Olimpia de Paraguay, Teo Gutiérrez con Sporting de Lisboa (ayer se envió por mail propuesta de pago de la deuda de 130 mil euros), Ciro Rius con Defensa y Justicia, Diego Zabala y Damián Martínez con Unión y el arquero Ayala con Temperley.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ