El ministro Sain denunció a agencia de turismo 

Crimen y lavado de dinero en Santa Fe

El funcionario pidió a la justicia federal que se investigue a la empresa Oldani, cuyo titular fue asesinado el verano pasado.
Sain está detrás de “cuevas financieras”.Sain está detrás de “cuevas financieras”.Sain está detrás de “cuevas financieras”.Sain está detrás de “cuevas financieras”.Sain está detrás de “cuevas financieras”.
Sain está detrás de “cuevas financieras”. 
Imagen: Sebastián Joel Vargas

El ministro de Seguridad, Marcelo Sain, denunció ante el fiscal federal Walter Rodriguez a la firma Oldani Turismo por lavado de dinero, cuyo titular fue asesinado de un disparo en un robo ocurrido el 11 de febrero en el macrocentro de la capital provincial. Sain reseñó en la presentacón varios puntos oscuros de la pesquisa, como el levantamiento por parte de la policía de la custodia del lugar asi como dinero que se esfumó de la escena del crimen. 

Hugo Oldani tenía 67 años y era propietario de una agencia de turismo ubicada en la galería Rivadavia, en calle La Rioja al 2400, pleno macrocentro santafesino donde fue asaltado y asesinado después de un forcejeo. Tres de los ladrones están presos. La cuarta participante era entonces menor de edad y no está detenida.  

La denuncia señala dos situaciones concretas: la primera apunta a establecer la responsabilidad penal por el levantamiento de la custodia del local de Oldani, detectada por la Directora del área de Control Policial, Mariana Olivieri, el 17 de febrero pasado, es decir, casi una semana después del crimen. La situación quedó plasmada en el libro de guardia de la seccional Primera, donde quedó asentado que el Comisario Supervisor José Julián Nizzo, Jefe de la 1ra. Zona de Inspección, “ordenó el levantamiento del servicio de custodia permanente dispuesto por la fiscal Cristina Ferraro en el domicilio ubicado en calle La Rioja 2445 de esta ciudad – sede de la razón social “Oldani Turismo S.R.L.”. 

Todo esto se dio en el marco en el cual, y por pedido de la Fiscalía a cargo de Cristina Ferraro se había ordenado la custodia permanente del lugar, que tenía una orden operacional de cumplimiento. Sin embargo, esa custodia se levantó el día 12, es decir apenas unas horas después del "luctuoso episodio", según publicó ayer el sitio Zona critica online.

La segunda situación denunciada es la alteración de la escena del crimen y la sustracción de una millonaria suma de dinero del lugar del hecho. Un informe del Subcomisario Pablo Ricardo Molinas, Coordinador de la Escena del Delito de la División Científica Forense – Región I – dependiente de la Policía de Investigaciones de Santa Fe,  al Director Provincial de Criminalística, Carlos Marcelo Zoratti, daba cuenta de la actividad pericial desplegada en el lugar del hecho.

La enorme cantidad de dinero que había en el local de Oldani – que la hija se negó a peritar y que la fiscal Ferraro consintió de manera muy irregular – sumada a su posterior desaparición – como aclararon los comisarios Rapella y Lemos – “no se justifica ni condice con los montos y/o cifras que habitualmente maneja un operador turístico local en su giro comercial, por lo que en el caso existen elementos serios y verosímiles para inferir que en el lugar del suceso bien podría haber funcionado una de las denominadas “cuevas financieras”, sin autorización de los organismos estatales (BCRA – AFIP) para realizar operaciones de cambio y/o préstamo de dinero”, se señala. Sain pide en su escrito que se realice una profunda investigación de naturaleza patrimonial a través de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) a la firma de Oldani y a sus dueños con el fin de despejar la probable infracción a la ley penal cambiaria y/o tributaria.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ