Le prometieron una beca que no llegó

Prodigio de matemáticas está varado en La Plata y busca ayuda

Jonatan Alexis Yanes un genio matemático que decidió estudiar Licenciatura en Física en la UNLP. Concejales de Orán le prometieron una ayuda económica que nunca llegó. 
Jonatan cuando recibió el reconocimiento en su ciudad de OránJonatan cuando recibió el reconocimiento en su ciudad de OránJonatan cuando recibió el reconocimiento en su ciudad de OránJonatan cuando recibió el reconocimiento en su ciudad de OránJonatan cuando recibió el reconocimiento en su ciudad de Orán
Jonatan cuando recibió el reconocimiento en su ciudad de Orán 

El joven Jonatan Alexis Yanes se mudó a La Plata para continuar su sueño de estudiar Licenciatura en Física y seguir profesionalizándose en matemáticas. Esa motivación se vio incrementada cuando el Concejo Deliberante de su ciudad natal, Orán, lo reconoció por su trayectoria académica. 

Además, los concejales prometieron brindarle una ayuda económica para facilitar la estadía en la ciudad sede de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Sin embargo, lo que llegó fue la cuarentena obligatoria que no le permite conseguir un trabajo y obligó a su familia a hacer un esfuerzo doble para ayudarlo.

“Estoy en La Plata alquilando una habitación individual por $6500 mensuales y ahora dependo de la ayuda de la gente”, contó a Salta/12, el joven de 18 años. Antes de la pandemia, y en espera del dinero que no llegó, ya había gestionado la beca del comedor en la UNLP. Pero, con la cuarentena el comedor universitario también cerró.

Todo implicó que sus padres "se tengan que esforzar un poco más para mantenerme”. El joven es el menor de cuatro hermanos, en una familia humilde. “Estoy imposibilitado para salir a trabajar y recorrer la ciudad por trabajo”, afirmó.

El 3 de enero, el Concejo Deliberante de la ciudad de Orán, le otorgó un reconocimiento como "Joven Destacado de la ciudad". Junto a la placa que le fue entregada ese día también estuvo presente la promesa de concejales de otorgarle una "beca municipal" para que pudiera continuar sus estudios. Con unos ahorros que tenía y proyectando que la ayuda llegaría, Jonatan se decidió a viajar ese mes a La Plata. 

En su momento, "en el Concejo Deliberante me dijeron que iban a hacer una nota para tener un subsidio de la Municipalidad, me dieron una placa de reconocimiento, pero hoy necesito comer y vivir”, sostuvo. Consideró que lo que vivió en los primeros días de enero “fue un evento para manifestar una posición política de que me estaban ayudando, cuando nunca lo hicieron”.

Según el joven, “la Municipalidad de Orán no estaba enterada que tenía reconocimiento provincial hasta diciembre del año pasado”. La noticia en su propia ciudad se dio por los medios provinciales que difundieron su vida tras asistir a las clases del curso “Física al alcance de Todos” dictado por el fallecido Daniel Córdoba. “Casualmente estaba un periodista a quien llamé su atención y me dio la oportunidad de difundir mi historia”, contó.

Después de buscar a los ediles y no obtener respuestas, “decidí no quedarme callado y hablar con una radio del pueblo de Orán para difundir la noticia”. Esa decisión, no fue al azar sino que vino de una primera y casi similar experiencia que le tocó vivir de niño.

Luego que las promesas no se cumplieran y tomara notoriedad pública, un funcionario de la actual intendencia de Pablo González se comunicó con Jonatan. “Me dieron una interpretación correcta de la nota que presentaron los concejales. Me dijeron que ellos no otorgaban becas y que podían instruirme para que accediera a la beca provincial”, contó antes de señalar que no necesita esa ayuda de asesoramiento, porque “eso es algo que podría haber hecho yo”.

“En el camino han salido personas de buen corazón que me ayudan con un depósito y con un plato de comida. Eso hizo que mis padres puedan despreocuparse un poco”, dijo el chico que también fue reconocido como alumno destacado por el entonces, Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Provincia de Salta en 2017 y 2019.

“Todo ese reconocimiento que se hizo fue en beneficio propio porque hoy puedo vender la placa y tener unos cuantos pesos nada más para poder comer”, expresó. Por eso, los docentes oranenses que lo acompañaron en su formación le gestionaron una cuenta bancaria para quienes deseen colaborar. El CBU es 0340342408342007633004 del Banco Patagonia

Otra de las alternativas que le dieron desde la gestión municipal fue el retorno a su ciudad. El estudiante contó que el secretario de Gobierno de Orán, Esteban Acosta, le informó que le podrían cubrir los pasajes para su regreso. “Parece ser una salida fácil, pero no es tan fácil como parece porque va a significar que abandone la carrera y no tenga garantías de que pueda volver a estudiar” en La Plata, aseguró. 

Finalmente, el 27 de mayo, en la última sesión del Concejo Deliberante de la ciudad, se decidió otorgar a Yanes un subsidio económico mensual de $3000.

La matemática como un estilo de vida

Jonatan fue un niño prodigio que a los cinco años se inició en las ciencias. Ya entonces en su hogar, al igual que el de muchas de las familias del segundo departamento más grande de Salta, vivió las desigualdades sociales en carne propia y a esa edad ya era "un chico que se la pasaba en las calles".

“Yo solía almorzar en la casa de una vecina porque de alguna manera se compadecieron y me compartieron”, recordó. Esa vecina, Marisa, le regaló una enciclopedia y como “no tenía mucho que hacer”, se decidió a leerla. Pero no sabía, así que sus hermanas lo ayudaban. Al final leyó la enciclopedia "unas tres veces”.

Cuando ingresó a primer grado ya era ducho en eso de leer y escribir. Y esta particularidad llamó la atención de unas de sus maestras. La “seño” Laura le preguntó cómo era que había aprendido tanto en tan corta edad, indagando se dio cuenta “que vivía en una situación extrema de pobreza” y decidió hacer algo.

De nuevo los medios se hicieron presentes ante la particularidad del niño prodigio. “Fue hace trece años, me acuerdo que me hicieron entrevistas en la televisión por cable, me hicieron pruebas y recuerdo que las pasaba”, contó.

Hubo una promesa de ayuda económica por parte del municipio , pero, como un antecedente de 2020, no llegó. “Lamentablemente iba a la escuela normalmente y no me podía dar cuenta de la gravedad, pero eso es algo que me quedó”, dijo Jonatan a Salta/12.

Así transcurrió sus años en la primaria y el inicio de la secundaria hasta que se encontró con el profesor Darío Castillo, quien se convirtió en su mentor en las matemáticas. Luego se sumaron el profesor Arturo Vega Corrales y la profesora Celia Villagra. Castillo lo introdujo en las olimpiadas matemáticas nacionales y así descubrió “la matemática como un estilo de vida”.

Jonatan aseguró que los docentes le dieron “una orientación para el análisis matemático” y con una comunicación que aún mantienen lo ayudan a “crear sus propias herramientas para el cálculo”.

“Continúo los estudios porque es la forma en que pude salir, porque era un chico más de la clase baja y con lo que logré, pude llevarla a mi mamá a Salta, Córdoba y Mar del Plata. La hice sentir orgullosa”, finalizó Jonatan. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ